Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Punto de vista


Sismo político en España


Por Benito Pérez

El domingo 20 de diciembre 2015, entre renos luminosos y santa clauses colgados de las ventanas, los electores españoles pulverizaron el sistema de alternancia bipartidista que mantiene, cada vez con mayor dificultad, la ilusión democrática.

El Partido Popular, que hace valer su posición en primera fila, se desliza diecisiete puntos y ya no representa más que el 28,7% del electorado. Algo nunca visto desde el primer escrutinio posfranquista, en 1977. Por su parte, el Partido Socialista - 22% de los sufragios - sigue hundiéndose, perdiendo casi siete puntos a pesar de los cuatro años de cura en la oposición. Si mantiene su estatus como segundo partido en el país, se debe a las distorsiones del sistema electoral y a la incursión en solitario de Izquierda Unida (3,7%).

El principal responsable de este sismo es conocido: Podemos, con el 20,7% de los votos, logró su apuesta, trastocando un establishment gangrenado por la corrupción y la pereza intelectual. Los imperios construidos sobre podridos desclasamientos y la masacre de los paisajes, los bancos salvados de sus vilezas  por contribuyentes empobrecidos, los políticos oficiantes en el ministerio entre dos sinecuras ofrecidas por las multinacionales, es todo este fango más o menos ilegal, pero totalmente amoral, que millones de votantes quisieron limpiar ayer.

El disparo de advertencia es tanto más contundente cuanto que Podemos logra sus mejores puntuaciones en donde se presentó aliado con los movimientos sociales. En las ciudades, en particular, en las que esta izquierda radical gobierna desde mayo con la aparente satisfacción de los ciudadanos. Experiencias que hay que seguir y que abren perspectivas aún más positivas para el futuro.

Punto de vista

swissinfo.ch reúne en esta columna una selección de textos escritos por personas ajenas a la redacción. En ella publicamos los puntos de vista de expertos, líderes de opinión y observadores sobre temas de interés en Suiza con el fin de alimentar el debate.

 A más corto plazo, ayer por la noche era difícil imaginar a que podría parecerse el próximo gobierno español después de un sismo semejante. A primera vista, las dos formaciones de derecha de alcance nacional - PP y Ciudadanos - no parecen estar en condiciones de componer una mayoría, ni siquiera con el apoyo de las fuerzas regionales que les serían cercanas. ¡Solamente una unión con el PSOE parecía capaz de salvar la silla de Mariano Rajoy!

A la izquierda, la adición del PSOE, Podemos y de Izquierda Unida tampoco logra conquistar la mayoría absoluta. Pero se acerca, y una alianza con los nacionalistas catalanes y vascos podría bastarle para estabilizar un gobierno. Pero ¿a qué precio? Y ¿con qué programa? ¿Liderados por quién? La segunda ronda puede comenzar.

(Este artículo se publicó originalmente en el periódico suizo Le Courrier)

Las opiniones vertidas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente las de swissinfo.ch.

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×