Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Quinta Suiza “Me siento perjudicada por los bancos suizos”

Por
Transferencia bancaria desde un teléfono inteligente

Para los suizos que viven fuera del país es cada vez más difícil tener una cuenta en un banco helvético.

(Keystone)

El banco liquida las cuentas o cobra de repente una comisión extra de casi 500 francos al año. Para los suizos que viven fuera del país es cada vez más difícil mantener una cuenta en un banco patrio.

Claude Ruchti* se siente totalmente decepcionado. A sus 55 años, este suizo posee varios bienes inmuebles en Suiza que arrienda. Durante muchos años mantenía diversas cuentas en el banco BSU Clientis de Uster. Hace algún tiempo, cuando quiso retirar dinero en la ventanilla ocurrió lo siguiente: “Me dieron a entender que el banco liquidaría todas mis cuentas excepto los depósitos de alquiler. El motivo: residencia en el extranjero”. Ruchti protestó y presentó incluso sus documentos tributarios. “He declarado todo correctamente”. Pero no había nada que hacer. Una hora más tarde, Claude Ruchti abandonó la filial con más de 50 000 francos en efectivo. “No entiendo que se me eche a la calle como a un perro, siendo como soy ciudadano suizo que posee propiedades en este país”.

“Nuestros bancos tratan miserablemente a los suizos del exterior”, afirma Roland Rino Büchel, diputado de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) en el Parlamento suizo. Existen centenares de casos así: “A muchos los echan directamente. Otros se ven obligados a saldar sus cuentas porque les exigen comisiones astronómicas”.

“Como exempleado me siento muy decepcionado”

Entre ellos se encuentra por ejemplo Jan Hunziker*. Hace tres años emigró a Brasil. Quería mantener su cuenta en el Banco Cantonal de Zúrich. “Pero luego el banco nos pidió de repente una comisión extra de 960 francos al año a mí y a mi esposa”. Hunziker se vio obligado a cerrar sus cuentas. “Como exempleado de un banco me siento profundamente decepcionado por el Banco Cantonal de Zúrich”.

También para Christine Amstutz las comisiones se convirtieron en un problema. Vive desde hace treinta años en Canadá y tiene una cuenta en el Banco Cantonal de Berna. Últimamente, de los “pocos cientos de francos del seguro de vejez” le deducen cada mes una comisión extra de 20 francos. “Me parece injusto que la comisión sea igual para todos, independientemente de la cantidad de dinero que se reciba al mes”. Me costaría menos aceptarlo si la comisión fuera proporcional a la renta.

Y a Anita Wagner, residente en Canadá, le saldaron la cuenta en el Banco Cantonal de Bajo Unterwald tras 40 años de relaciones comerciales sin ofrecerle ninguna alternativa. “Ahora es para nosotros todavía más caro viajar a Suiza porque nos afecta también la apreciación del franco”. Cuando quiso comprar la vivienda de su difunta madre, ningún banco estaba dispuesto a concederle una hipoteca. Sus amigos alemanes, británicos o suecos en Canadá mantienen cuentas en sus respectivos países de origen. “Me siento perjudicada por los bancos suizos y desamparada por el Estado”.

Comisiones astronómicas

Pero no son solamente los emigrantes en países distantes luchan contra las restricciones y las comisiones. También Marianne Senften, que vive desde hace más de diez años en Alemania, paga al banco SLM en Münsingen cada año una comisión extra de 240 francos. “Me parece una desfachatez que tenga que pagar por cada menudencia comisiones tan elevadas, como por ejemplo para una transferencia de dinero”.

El diputado Roland Rino Büchel de la UDC, que desde hace años lucha por los derechos de los suizos del exterior, entiende el enojo. Pero también dice: “En los últimos años se han multiplicado las regulaciones”, lo cual significa que los bancos tienen más trabajo porque si tienen clientes en el extranjero están obligados a realizar diversas diligencias. “Es lógico que se deduzca el coste para este trabajo. Pero comisiones de hasta 500 francos al año me parecen casi una perversidad”, sostiene Büchel.

swissinfo.ch se informó sobre las condiciones para los suizos del exterior en ocho grandes entidades bancarias helvéticas y en PostFinance. En el cuadro se comparan las distintas prestaciones y comisiones.

Tabla de condiciones para suizos residentes en el extranjeros en los bancos suizos
(swissinfo.ch)

Todas las entidades requeridas afirman que, “por regla general”, todos los suizos en el exterior tienen derecho a abrir una cuenta en su establecimiento. Generalmente, se excluyen a ciudadanos suizos que viven en Estados Unidos o en un denominado país embargado. Los clientes deben certificar que tributan por el capital depositado en la cuenta. Además, el Banco Cantonal de Zúrich exige un mínimo de 100 000 francos de capital para abrir una cuenta.

Todas las entidades justifican las comisiones por el creciente volumen de trabajo. El banco Cler (antiguamente banco Coop) lo resume de la manera siguiente: “El cumplimiento de los requisitos legales y regulatorios provocan un exceso considerable de trabajo. Para compensar este exceso de trabajo (sobre todo para el asesoramiento y el control) se han introducido comisiones para los clientes con domicilio en el extranjero”.

Las entidades financieras no escatiman esfuerzos para llevar a cabo sus laboriosas diligencias. Así lo demuestra el caso de Irene Naumann (67), que desde hace unos años reside a caballo entre Indonesia y Suiza. Cuando se encuentra en Bali retira dinero desde su cuenta en PostFinance. Para su próxima estancia en Bali ha reservado un apartamento de vacaciones y ha transferido el anticipo de 7 700 francos desde su cuenta en PostFinance a Bali.

Recientemente, Naumann recibió una carta del “servicio de cumplimiento normativo” de PostFinance. Le hicieron preguntas como: “En los meses de abril, mayo y junio de 2017 retiró usted varias veces dinero en Indonesia. ¿Qué tipo de vínculo tiene con ese país?” Además, PostFinance quiso saber en qué empleó el dinero. Luego pidieron información a Irene Neumann sobre las transferencias para el apartamento turístico: “El 21 de junio de 2017, usted abonó 7 000 euros a Gerhard R.* con la notificación ‘Anticipo de alquiler para el apartamento’. ¿Quién es Gerhard R.? ¿Cómo lo conoció y qué tipo de relación mantiene con él?” La carta decía que tenía que contestar a las preguntas si quería conservar su cuenta. Irene Neumann hizo lo que se le pedía. “Al final te queda un mal sabor de boca, mucho miedo y una pérdida de confianza”, recalca Neumann. Entretanto, se ha ido definitivamente a Indonesia.

Cuánto más riesgos…

Johannes Möri, portavoz de PostFinance, alega que están obligados a identificar la naturaleza y la finalidad de una relación comercial. “El volumen de la información requerida para el establecimiento o la continuación de una relación comercial depende del riesgo que representa la parte contratante”. Y añade que, por diversas características como el índice de corrupción o la seguridad jurídica, Indonesia implica riesgos mayores que, por ejemplo, Alemania. “Por esta razón, las relaciones comerciales con clientes de Indonesia conllevan riesgos más elevados que deben ser analizados con mayor diligencia”.

A pesar de todo, se muestra optimista el diputado Roland Rino Büchel de la UDC: “En política estamos viendo un cambio de opiniones”. En 2012, Büchel presentó su primera moción en relación con esta causa. Pretendía obligar a PostFinance a aceptar a suizos del exterior como clientes. Entonces, la moción no prosperó en el Consejo de los Estados (cámara alta). Ahora, cinco años más tarde, se aprobó en la Comisión de Política Exterior del Consejo Nacional (cámara baja) una moción prácticamente idéntica sin ningún voto en contra. También se presentó una moción en el Consejo de los Estados que exige permitir a “todos los suizos del exterior abrir y mantener en condiciones aceptables una cuenta en una entidad bancaria suiza de relevancia sistémica”. Unos 35 senadores de todos los partidos han firmado la moción. “Con un apoyo tan contundente no sé qué debería pasar para que no prosperara la moción”, opina Büchel.

*Nombres y apellidos alterados por la redacción 


Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×