Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Referéndum británico


¿Qué implicaría el ‘brexit’ para Suiza?




 Otros idiomas: 2  Idiomas: 2
Un funcionario de la UE sostiene la bandera del Reino Unido cerca del estandarte de la Unión Europea en la sede de la Comisión Europea en febrero.  (Keystone)

Un funcionario de la UE sostiene la bandera del Reino Unido cerca del estandarte de la Unión Europea en la sede de la Comisión Europea en febrero. 

(Keystone)

El 23 de junio los británicos votarán si se mantienen en la Unión Europea (UE) o si la abandonan; swissinfo.ch hace un balance de los argumentos a favor y en contra, así como de las implicaciones potenciales que tendrá esta consulta popular.

Las encuestas de opinión afirman que la intención de voto a favor del “sí” se encuentra casi empatada con aquella que favorece al “no”. Durante meses, los corredores de apuestas -que obtendrán jugosas ganancias si se confirman sus pronósticos- se han inclinado por la posibilidad de que el Reino Unido se mantenga dentro de la UE, una tendencia que, no obstante, ha perdido adeptos durante las últimas semanas.

Sin embargo, ni los británicos ni los europeos tienen del todo claro cuáles serán las consecuencias concretas del ‘brexit’ en caso de que prospere. Un reporte publicado por la Cámara de Comercio Suizo-Británica afirmó en marzo que una de cada dos empresas -de un total de 185 compañías consultadas- estimaba que el futuro corporativo empeoraría si el Reino Unido dejaba la UE. Otro 13,5% de firmas suizas y británicas consideraban, en contrapartida, que su futuro sería más prometedor. Y poco más del 35% pensaba que la cosas seguirían igual.

Pero un par de meses más tarde, una encuesta realizada por Deloitte entre directivos financieros suizos concluyó que un apabullante número de entrevistados era indiferente ante las consecuencias que la salida del Reino Unido de la UE.

Concretamente, solo 17% de los consultados pensaba que las empresas podían enfrentar algún efecto negativo con el ‘brexit’; otro 4% consideraba que las cosas serían incluso mejores, así que un significativo 79% pensaba que el resultado del ‘brexit’ no tendría ningún impacto importante en la relación comercial entre Suiza y Europa.

Las empresas y los grupos promotores del comercio también se encuentran divididos. El banco UBS, que posee una plantilla de 5 500 empleados británicos, considera que las posibilidades de que triunfe el ‘brexit’ son limitadas y asegura que, en el caso remoto de que triunfe, el efecto que tendría sobre el franco suizo es poco significativo. Por su parte, la Federación Suiza de Negocios también considera que la vida seguirá su curso sin contratiempos si el Reino Unido dice adiós al bloque europeo.

Pero para generar contrapeso, instancias como el grupo de cabildeo Switzerland Global Enterprise advierten que sí habría consecuencias negativas para los exportadores suizos y que no son pocas.

Modelo suizo

La posibilidad de que el Reino Unido copie el modelo suizo si opta por dejar la UE fue descartada en Ginebra durante una reunión celebrada en mayo por políticos, empresarios y periodistas.

Pero los asistentes se manifestaron divididos sobre el impacto nocivo que experimentarían los ciudadanos británicos que radican en Suiza y los suizos que habitan tierras británicas.

Algunos lectores de swissinfo.ch han expresado su preocupación sobre las consecuencias que tendría que el ‘brexit’ se vuelva realidad. Sin embargo, hasta ahora ningún posible efecto es claro y tangibles. Las implicaciones de abandonar la UE son inciertas porque hasta ahora ninguno de sus miembros lo ha hecho.

Suiza, en particular, espera con ansias los resultados de la consulta debido a que su relación con Bruselas enfrenta distintos retos y más de un tema está en pausa mientras no exista una definición sobre la decisión que tome el Reino Unido.

Por ejemplo, el Gobierno suizo tiene la obligación de presentar con detalle la forma en la que aplicará la voluntad de los suizos -manifestada durante un referéndum celebrado en 2014- de imponer cuotas a la inmigración. Pero Berna no quiere tomar decisiones definitivas antes de conocer si los británicos seguirán siendo parte de la UE o no.

En el terreno práctico, esta indefinición está afectando, por ejemplo, en los terrenos científico y académico. Hace unos meses, el físico Stephen Hawking y otros 150 miembros de la Real Academia de la Ciencia del Reino Unido escribieron una carta abierta al diario ‘The Times’ en la que advirtieron sobre “el desastre que el ‘brexit’ supondría para la ciencia” y abordaron el caso de Suiza.

Afirmaron que Suiza es un destino de interés para muchos jóvenes científicos y el hecho de que el ‘brexit’ ganara modificaría los presupuestos dedicados a la ciencia, y el acceso de los científicos a este país.

Un panorama de incertidumbre que no ayuda en absoluto al franco suizo, cuya tendencia a apreciarse genera estragos al país desde hace muchos meses.

Esfuerzos del BNS

El Banco Nacional de Suiza (BNS) se ha visto obligado a mantenerse activo en el mercado de cambios -comprando euros e inyectando francos en el mercado-, para evitar que la moneda suiza se dispare.

Al respecto, Thomas Jordan, presidente del BNS, afirmó recientemente que el franco suizo se encuentra sensiblemente sobrevaluado con respecto a otras monedas (que lo consideran una moneda refugio a la que pueden acudir en tiempos de volatilidad internacional).

Añadió que el BNS hacía todo lo necesario para preservar la estabilidad el franco suizo (evitando con ello que una apreciación indeseable golpee aún más a los sectores turístico y exportador), pero afirmó que influencias externas -como el ‘brexit’- debilitan inevitablemente a la economía global, complicando el margen de maniobra de los bancos centrales.

“Un ‘brexit’ generaría más turbulencias e incertidumbre en los mercados”, dijo y añadió que “la permanencia del Reino Unido en la UE sería mucho más útil para contribuir a la recuperación económica mundial”.

El temido ‘brexit’

El ‘brexit’ es el término que se ha dado a la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (acrónimo conformado por las palabras Britain y exit).

En 2013, el primer ministro británico, David Cameron, como argumento de campaña, se comprometió a realizar una consulta popular en este tema si los electores le favorecían con su voto en los comicios del 2015. Logró el respaldo y ahora cumple esa promesa.

Los británicos responderán si quieren que el Reino Unido siga siendo miembro de la UE, o no. Podrán votar todos los británicos de más de 18 años que vivan en territorio británico, pero también aquellos que se encuentren en el extranjero desde hace menos de 15 años. También pueden votar los ciudadanos irlandeses y los ciudadanos del Commonwealth que habitan en Gibraltar.

No existe un mínimo de participación para que los resultados sean válidos y la respuesta que obtenga la mayoría simple será la ganadora.

¿De qué manera cree usted que una eventual salida del Reino Unido afectaría a la Unión Europea?

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducido del inglés por Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×