Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Referéndum británico


Las empresas suizas sopesan los riesgos del ‘brexit’




 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3
Londres es una de los principales centros financieros y de negocios en Europa. (Keystone)

Londres es una de los principales centros financieros y de negocios en Europa.

(Keystone)

Los números hablan por sí solos: con 11 700 millones de francos en exportaciones, 80 000 millones de francos en inversiones y 194 000 empleados, el mercado británico reviste una gran importancia para las empresas helvéticas. Menos claras, en cambio, parecen las repercusiones de una eventual salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

La ‘British-Swiss Chamber of Commerce’ (BSCC) acaba de realizar un estudio sobre lo que opinan las empresas de ambos países sobre una eventual salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE). La mitad de las firmas encuestadas estiman que las perspectivas económicas empeorarían. Solo el 13,5% considera que la coyuntura mejoraría y algo menos de un tercio cree que no se verían afectadas, si los antieuropeístas británicos ganaran el referéndum el próximo 23 de junio.

Sin embargo, la encuesta revela que existe una gran incertidumbre sobre las posibles consecuencias del ‘brexit’. Tanto las compañías británicas como las suizas intentan analizar qué ocurriría en el caso de que Gran Bretaña optase por la vía solitaria, como hizo Suiza. Los comentarios anónimos que incluye el estudio reflejan la confusión que reina en torno a una posible salida de Gran Bretaña de la UE.

Comentarios de la encuesta BSCC

“Aunque no se prevén modificaciones durante dos años, la incertidumbre y la volatilidad se apoderará de los mercados. Por consiguiente, otras opciones podrían ganar atractivo. Sin embargo, la decisión de abandonar Londres sería muy compleja durante ese periodo”.

“Tengo una sociedad de responsabilidad limitada (SRL): supongo que las actividades de mi compañía se verán directamente afectadas en caso de una salida de Reino Unido de la UE”.

“Soy un trabajador ‘fronterizo’ y dirijo una SRL suiza. Tal vez esto no será posible si Gran Bretaña abandona la UE. Por tanto, tendría que cerrar la empresa. En todo caso, no realizaré ninguna inversión adicional durante el periodo previo al referéndum. A corto plazo, esto no es positivo para las pequeñas empresas británicas”.

“Mi campo de actividad está centrado en Gran Bretaña. Estoy muy preocupado por las consecuencias inmediatas, a medio y largo plazo, si Gran Bretaña decidiera abandonar la UE. Temo que un ‘brexit’ conllevará desafíos insuperables para el país.”

“Como banco europeo, tendremos que replantearnos nuestras actividades en caso del ‘brexit’. Y esto se traducirá en costes y cambios para nuestra empresa, pero también para Gran Bretaña, ya que nos veremos obligados a recortar puestos de trabajo”.

En Suiza, los directivos de empresas son reacios a manifestarse públicamente sobre este asunto. No quieren que se les acuse de interferir en la política de otro país ni contrariar a sus accionistas y, además, aún no tienen una idea clara de lo que significaría el ‘brexit’.

“Cada empresa se vería obligada a analizar las implicaciones de una inversión en Gran Bretaña”, declaraba en enero a Sky News el presidente del consejo de administración de Nestlé, Peter Brabeck.

En una entrevista con el ‘Süddeutsche Zeitung’ publicada a principios de marzo, Sergio Ermotti, consejero delegado del banco UBS –que cuenta con 5 500 empleados en Londres– se mostró cauteloso. “Mi previsión es que mantendremos una presencia fuerte, pero esto depende de muchos factores que hoy aún no están claros”.

Grandes incógnitas

En cambio, hay un consenso general en torno a que, en caso del ‘brexit’, Gran Bretaña necesitará al menos dos años para desprenderse de la UE. El país estaría obligado a renegociar, como nueva entidad independiente, sus relaciones con la UE y con el resto del mundo. Existen, pues, grandes incógnitas respecto al futuro escenario de la economía británica.

En ello hacen hincapié también las principales organizaciones económicas suizas. “No se producirá un ‘shock’ repentino ni una catástrofe en el caso de que Gran Bretaña salga de la UE”, sostiene Jan Atteslander, de la patronal economiesuisse. “El mundo será el mismo el 24 de junio. Sin embargo, crecería la incertidumbre sobre la futura integración económica de Gran Bretaña en Europa”.

El experto de la patronal suiza está convencido de que los mercados ya han asimilado un potencial ‘brexit’. En otras palabras, la libra esterlina y el euro no deberían sufrir una caída drástica frente al franco, a no ser que ocurriera algo inesperado.

Además, las empresas tienen en cuenta la actual incertidumbre económica a la hora de invertir capital en Gran Bretaña, según Atteslander.

Una UE debilitada

Swissmen, la organización que reúne a las empresas de la industria de maquinaria, metalurgia y electrotécnica, es más pesimista. Gran Bretaña es el destinatario del 4% de las exportaciones del sector.

“A corto plazo, el ‘brexit’ aumentaría la incertidumbre en Europa”, escribe Swissmen a swissinfo.ch. “Esto podría repercutir en el tipo de cambio franco-euro. Tendríamos que asumir una presión adicional sobre el franco fuerte, con las consiguientes repercusiones nefastas para el sector de la exportación”.

A largo plazo, la salida de Gran Bretaña de los Veintiocho debilitaría económicamente a la propia UE, opina Swissmen, lo cual no es una buena noticia para las empresas helvéticas.

Según ‘Switzerland Global Enterprise’ (s-ge), la agencia gubernamental encargada de la promoción del comercio exterior, “la mayoría de las empresas no tienen intención de revisar su estrategia hasta que la situación sea más previsible”.

Comercio bilateral

El año pasado, las exportaciones suizas a Gran Bretaña totalizaron 11 700 millones de francos. Suiza importó productos británicos por un valor de 6 600 millones de francos. Gran Bretaña es el quinto mercado más importante para las empresas helvéticas y el octavo que más mercancías y servicios vende a Suiza.

Si en las estadísticas se incluyen los metales preciosos y las joyas, Gran Bretaña es el segundo país que más bienes proporciona a Suiza.

Con 78 700 millones de francos en 2013, Gran Bretaña es el tercer beneficiario de las inversiones exteriores directas (edificios y maquinaria) por parte de las empresas suizas.

A finales de 2013, las compañías helvéticas empleaban a 193 700 personas en Gran Bretaña – el cuarto país donde más puestos de trabajo generan.

Las inversiones de las empresas británicas en Suiza ascienden a 21 300 millones de francos. HSBC, Vodafone, BP, Unilever y otras compañías británicas dan trabajo a 26 600 personas en Suiza, indica la Secretaría de Estado de Economía (Seco).


Traducción y adaptación del inglés: Belén Couceiro , swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×