Reuters internacional

La primera ministra británica Theresa May durante una conferencia de prensa en la ceremonia de cierre de la cumbre del G-20, en Hangzhou, China. 5 de septiembre de 2016. Reino Unido y la Unión Europea deben trabajar juntos para que su divorcio se desarrolle sin complicaciones y forjen una "relación fuerte", dijo el jueves la primera ministra británica, Theresa May, al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. REUTERS/Damir Sagolj

(reuters_tickers)

Por Kylie MacLellan y Elizabeth Piper

LONDRES (Reuters) - Reino Unido y la Unión Europea deben trabajar juntos para que su divorcio se desarrolle sin complicaciones y forjen una "relación fuerte", dijo el jueves la primera ministra británica, Theresa May, al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En su primera reunión desde que May se convirtió en primera ministra después de que Reino Unido votó por salir de la Unión Europea en un referendo el 23 de junio, Tusk opinó que la líder británica debería comenzar el proceso formal para abandonar el bloque a la brevedad posible.

Pero una portavoz afirmó que May siente poca presión luego de llegar a un acuerdo con funcionarios de la Unión Europea para tomarse hasta por lo menos fin de año para adoptar una postura de negociación para las conversaciones que determinarán la relación de Gran Bretaña con Europa y su posición futura en el mundo.

"Los principales puntos que abordó la primera ministra fueron sobre trabajar en conjunto para que haya un proceso expedito para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y es por eso que estamos tomándonos el tiempo para prepararnos para las negociaciones", comentó la portavoz a periodista.

"Queremos ver una Unión Europea fuerte con la que podamos tener una relación fuerte una vez que nos hayamos ido", agregó.

Durante un desayuno, ambos líderes acordaron que Gran Bretaña tendrá una "voz fuerte" en la Unión Europea mientras siga siendo un país miembro y en que se mantendrá firme respecto a sanciones contra Rusia por sus acciones en Ucrania.

May no ha revelado mucho sobre qué quiere para cuando su país abandone el bloque y ha dicho que no mostrará su mano antes de que Reino Unido invoque el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la Unión Europea para comenzar su proceso de salida. Según ella, eso no sucederá este año.

Sin embargo, aunque entienden la necesidad de que el nuevo Gobierno de May se tome el tiempo para enfrentar las complicadas negociaciones, algunos funcionarios del bloque prefieren actuar rápido, pues temen que la incertidumbre por las relaciones futuras afecte a las inversiones.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

reuters_tickers

 Reuters internacional