Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El 2 de septiembre, aldeanos budistas y soldados de Myanmar mataron a diez hombres rohinyá en el estado de Rákain (en la imagen). Reuters investigó sobre los hechos haciendo un recuento en base a decenas de entrevistas con testigos, autoridades y familiares de víctimas de la masacre. Para acceder al artículo interactivo ingrese a : http://reut.rs/2BhD3To

(reuters_tickers)

Por Wa Lone, Kyaw Soe Oo, Simon Lewis y Antoni Slodkowski

INN DIN, Myanmar (Reuters) - Uno junto al otro, diez musulmanes rohinyá vieron a sus vecinos budistas cavar una tumba de poca profundidad. Poco después, en la mañana del 2 de septiembre, los diez hombres yacían muertos. Al menos dos fueron asesinados a cuchillazos por aldeanos budistas. El resto falleció por disparos de las tropas de Myanmar, dijeron dos de los sepultureros.

"Una tumba para diez personas", dijo Soe Chay, de 55 años, un soldado retirado de la comunidad budista Inn Din de Rakáin que dijo que ayudó a cavar el pozo y vio los asesinatos. Los soldados dispararon dos o tres veces a cada hombre, añadió. "Cuando estaban siendo enterrados algunos todavía hacían ruidos. Otros ya estaban muertos", explicó.

Los asesinatos en la aldea costera de Inn Din constituyen otro sangriento episodio de la violencia étnica que arrasó el norteño estado de Rakáin, en la franja occidental de Myanmar. Casi 690.000 musulmanes rohinyá han huido de sus aldeas y cruzaron la frontera hacia Bangladés desde agosto. Ninguno de los 6.000 rohinyá de Inn Din permanece en el pueblo desde octubre.

Los rohinyá acusan al Ejército de cometer incendios premeditados, violaciones y asesinatos con el objetivo de eliminar su presencia en Myanmar, un país de 53 millones de habitantes donde la mayoría son budistas.

Naciones Unidas ha dicho que los militares podrían haber cometido genocidio; Estados Unidos ha dicho que se trataría de limpieza racial. Myanmar sostiene que llevó adelante una "operación de limpieza" en legítima respuesta a ataques de insurgentes rohinyá.

La presencia de los musulmanes rohinyá en Rakáin se remonta por siglos. Pero la mayoría de los birmanos los considera inmigrantes indeseados de Bangladés y las tropas se refieren a ellos como "beganlíes". En años recientes, han surgido tensiones sectarias y el Gobierno ha confinado a más de 100.000 rohinyá en campos donde tienen limitado acceso a alimentos, medicinas y educación.

Reuters ha reconstruido lo que ocurrió en Inn Din en los días previos al asesinato de los diez rohinyá, ocho hombres y dos jóvenes estudiantes de secundaria.

Hasta ahora, recuentos de la violencia contra los rohinyá en el estado de Rakáin han sido provistos sólo por sus víctimas. La reconstrucción de Reuters se basa por primera vez en entrevistas con aldeanos budistas que confesaron haber incendiado hogares rohinyá, enterrado cuerpos y asesinado a musulmanes.

Este relato también representa la primera vez que soldados y paramilitares han sido implicados por testimonios de propio personal de seguridad. Miembros de la policía paramilitar dieron a Reuters descripciones de la operación para expulsar a los rohinyá de Inn Din, confirmando que las tropas tuvieron un rol trascendental en la campaña.

FOTOGRAFÍAS DE LA MASACRE

Las familias de los hombres asesinados, que viven en campamentos de refugiados de Bangladés, identificaron a las víctimas gracias a fotografías mostradas por Reuters. Los muertos eran pescadores, tenderos, dos estudiantes adolescentes y un profesor islámico.

Tres fotografías, proporcionadas a Reuters por un anciano de la aldea budista, capturan momentos clave de la masacre en Inn Din, desde la detención de los rohinyá por soldados la tarde del 1 de septiembre hasta su ejecución poco después de las 10.00 hora local del 2 de septiembre.

Dos fotos - una tomada el primer día, otra el día de los asesinatos - muestran a los diez prisioneros arrodillados, en línea, uno junto al otro. La fotografía final muestra los cuerpos ensangrentados de los hombres apilados en la tumba.

La investigación de Reuters sobre la masacre de Inn Din fue lo que llevó a las autoridades policiales de Myanmar a arrestar a dos de los reporteros de la agencia de noticias.

Los periodistas, los ciudadanos birmanos Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos el 12 de diciembre por supuestamente haber obtenido documentos confidenciales relacionados con Rakáin.

Luego, el 10 de enero, el Ejército emitió una declaración que confirmó partes de lo que Wa Lone, Kyaw Soe Oo y sus colegas estaban preparando, reconociendo que diez hombres rohinyá fueron masacrados en la aldea. Confirmó además que aldeanos budistas atacaron a algunos de los hombres con cuchillos y que soldados les dispararon.

La declaración coincidió con la presentación que fiscales hicieron ante la corte para acusar a Wa Lone y Kyaw Soe Oo según la Ley de Secretos Oficiales del país, que data de la época de la colonia británica.

Las acusaciones podrían acarrear sentencias de hasta 14 años de prisión.

Pero la versión del Ejército sobre los eventos se contradice en aspectos importantes con relatos provistos a Reuters por testigos budistas de Rakáin y musulmanes rohinyá.

El Ejército birmano dijo que los diez hombres pertenecían a un grupo de 200 "terroristas" que habían atacado a las fuerzas de seguridad. Los soldados decidieron asesinar a los hombres, indicó la fuerza, porque las cruentas batallas en el área hacían imposible transferirlos a la custodia de la policía.

El Ejército dijo que tomaría acciones contra los involucrados.

Aldeanos budistas entrevistados para este artículo no reportaron que haya habido algún ataque por parte de un gran número de insurgentes contra fuerzas de seguridad en Inn Din. Y testigos rohinyá dijeron a Reuters que los soldados escogieron a las diez víctimas de entre cientos de hombres, mujeres y niños que habían buscado refugio en una playa cercana.

Decenas de entrevistas con aldeanos budistas de Rakáin, soldados, policías paramilitares, musulmanes rohinyá y autoridades locales revelaron además que:

- El Ejército y la policía paramilitar organizó a los residentes budistas de Inn Din y al menos otras dos aldeas para incendiar hogares rohinyá, de acuerdo a más de una decena de aldeanos budistas. Once locales dijeron que budistas cometieron actos de violencia, incluyendo asesinatos. El Gobierno y el Ejército han culpado reiteradamente a rebeldes rohinyá por incendiar sus aldeas y hogares.

- Una orden para "limpiar" los caseríos de Inn Din pasó por la cadena de mando desde el Ejército, dijeron tres oficiales de la policía paramilitar que hablaron bajo condición de anonimato y un cuarto efectivo de una unidad de inteligencia en la capital regional Sittwe. Fuerzas de seguridad usaban ropas de civil para evitar las detenciones durante las operaciones, dijo uno de los oficiales de la policía paramilitar.

- Algunos miembros de la policía paramilitar saquearon propiedades rohinyá, incluyendo vacas y motocicletas, con el objetivo de venderlas, de acuerdo al funcionario local Maung Thein Chay y uno de los oficiales paramilitares.

- Las operaciones en Inn Din fueron lideradas por la 33 División de Infantería Ligera del Ejército, apoyada por el paramilitar 8vo Batallón de Policía de Seguridad, según cuatro oficiales de policía, todos ellos miembros del batallón.

(Reporte de Wa Lone, Kyaw Soe Oo, Simon Lewis y Antoni Slodkowski. Editado en español por Natalia Ramos)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters