Reuters internacional

El presidente de EEUU, Barack Obama, durante un acto de recaudación de fondos para el gobernador de Washington, Jay Inslee, en Seattle. 24 de junio 2016. REUTERS/Kevin Lamarque. Los efectos colaterales financieros y políticos de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea en un reciente referendo se suman a una serie de reveses para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en momentos en que trabaja para pulir el legado antes de finalizar su mandato en enero de 2017.

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton

SEATTLE, EEUU (Reuters) - Los efectos colaterales financieros y políticos de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea en un reciente referendo se suman a una serie de reveses para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en momentos en que trabaja para pulir el legado antes de finalizar su mandato en enero de 2017.

El "Brexit" llega después de que la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó el jueves un intento de Obama de revisar las normas de inmigración y una semana después del peor tiroteo en la historia moderna del país norteamericano.

Para Obama, estos traspiés aumentan la presión sobre él y los demócratas de cara a las elecciones del 8 de noviembre, particularmente para la más probable candidata presidencial del partido, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, que representa la mejor oportunidad del mandatario de asegurar que sus políticas no se reviertan.

En su intervención durante dos eventos de recaudación de fondos en Seattle el viernes por la noche, al final de un arduo día donde los mercados mundiales se hundieron después del referendo en Reino Unido, Obama reconoció los cambiantes vientos políticos a cuatro meses de la elección presidencial.

"Si no creían antes que los riesgos eran altos, deberían pensar que los riesgos son bastante altos en este momento", dijo Obama en una cena íntima de recaudación en la casa del ejecutivo del sector tecnológico Steve Singh. Los asistentes, dispuestos en dos largas mesas, pagaron entre 10.000 y 66.800 dólares por pareja.

El magnate inmobiliario Donald Trump ha aprovechado las preocupaciones sobre economía, el comercio y la inmigración para convertirse en el más probable candidato presidencial republicano, miedos idénticos a los que marcaron la campaña a favor de que Reino Unido deje la UE.

"Desafortunadamente, cuando la gente está ansiosa y asustada, salen políticos por ahí que tratan de aprovecharse de la frustración para conseguir titulares y votos", dijo Obama a cerca de 3.000 personas que pagaron 250 dólares para asistir a otro evento de campaña.

La incertidumbre financiera generada por el Brexit amenaza con impactar con fuerza en la economía estadounidense y deshacer parte de la recuperación observada desde la llegada de Obama al poder a principios de 2009, en el apogeo de la crisis financiera.

A comienzos de esta semana, el plan de Obama para eliminar el fantasma de la deportación para millones de inmigrantes indocumentados fue anulado cuando la Corte Suprema dejó en punto muerto su plan para permitir que casi 4 millones de personas ingresaran a un programa que los protegiera de la deportación y les otorgara permisos de trabajo.

Y hace dos semanas, el peor tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos, ocurrido en un club nocturno gay en Orlando, planteó interrogantes acerca de cómo Obama está combatiendo el extremismo y sirvió como recordatorio de su fracaso para convencer al Congreso de modificar las leyes sobre tenencia de armas.

(Reporte adicional de Ayesha Rascoe en Washington. Editado en español por Rodrigo Charme)

reuters_tickers

 Reuters internacional