Reuters internacional

Un inversor mira una pantalla que muestra información bursátil, en Pekín, China. 24 de junio de 2016. Las acciones chinas siguieron un rebote de los mercados globales el miércoles y anotaron un máximo de cierre en tres semanas, luego de que las autoridades trataron de calmar los temores sobre los posibles cambios en la política monetaria de Pekín por la decisión de Reino Unido de dejar la Unión Europea. REUTERS/Jason Lee

(reuters_tickers)

SHANGÁI (Reuters) - Las acciones chinas siguieron un rebote de los mercados globales el miércoles y anotaron un máximo de cierre en tres semanas, luego de que las autoridades trataron de calmar los temores sobre los posibles cambios en la política monetaria de Pekín por la decisión de Reino Unido de dejar la Unión Europea.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen subió un 0,5 por ciento, a 3.151,39 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 0,7 por ciento, a 2.931,59 unidades.

En un aparente esfuerzo por aliviar los temores de una depreciación rápida del yuan, dos diarios oficiales dijeron el miércoles que no se ha producido una venta de pánico de la divisa y que las expectativas del mercado para el valor de la moneda se mantienen estables.

Esto vino luego de unos comentarios similares del banco central de China el martes, en momentos en que aumentaban las preocupaciones de que Pekín podría estar considerando una nueva devaluación de la moneda por el resultado de la votación sobre el "Brexit".

(Reporte de Samuel Shen y Nathaniel Taplin. Editado en español por Carlos Aliaga)

reuters_tickers

 Reuters internacional