Reuters internacional

Vista general del distrito de La Defensa, en París, Francia. 13 de enero de 2016. Un sorprendente crecimiento de la actividad empresarial de Francia ayudó al sector privado de la zona euro a mantenerse estable en agosto, pero las fábricas podrían afrontar obstáculos en septiembre debido a que el aumento de las nuevas órdenes se estancó, de acuerdo a sondeos divulgados el martes. REUTERS/Charles Platiau/File Photo

(reuters_tickers)

Por Jonathan Cable

LONDRES (Reuters) - Un sorprendente crecimiento de la actividad empresarial de Francia ayudó al sector privado de la zona euro a mantenerse estable en agosto, pero las fábricas podrían afrontar obstáculos en septiembre debido a que el aumento de las nuevas órdenes se estancó, de acuerdo a sondeos divulgados el martes.

El panorama del bloque para los próximos meses se ha visto opacado por los previsibles efectos de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), aunque hasta el momento las repercusiones parecen estar confinadas a la economía británica, no a su mayor socio comercial.

"El ligero ascenso del Índice Compuesto de Gerentes de Compra de la zona euro sugiere que, pese al golpe por el referendo de Reino Unido, las condiciones económicas permanecen mayormente contenidas", dijo Stephen Brown de Capital Economics.

El sector privado de Francia pareció indemne al resultado de la votación en Reino Unido y se aceleró a niveles vistos por última vez antes de los ataques islamistas de París en noviembre, ya que un avance en el sector de servicios compensó por la debilidad de las manufacturas.

Aquel atentado, y el reciente ataque en Niza ocurrido en julio, socavaron a la industria de servicios del país en julio - los sectores hoteleros y de restaurantes en particular - y redujeron la demanda de viajes a Europa.

Aún así, las optimistas perspectivas generales deberían reducir los temores de que la economía francesa continúe desacelerándose este trimestre, luego de estancarse inesperadamente en el segundo periodo del año.

El crecimiento del sector privado alemán se desaceleró en agosto, pero siguió siendo robusto en general, de acuerdo al sondeo PMI, lo que sugiere que la mayor economía de Europa se apresta a seguir expandiéndose en el verano boreal tras crecer más de lo estimado en el segundo trimestre.

El preliminar Índice Compuesto de Gerentes de Compra de Markit para la zona euro subió a un máximo de siete meses de 53,3 en agosto respecto a la cifra de 53,2 en julio. Una medición por encima de 50 indica expansión. Un sondeo de Reuters entre economistas había proyectado una ligera baja a 53,1.

Markit dijo que el PMI apunta a que el PIB del bloque se expandiría 0,3 por ciento este trimestre, en línea con las estimaciones de Reuters de este mes que mostraron un panorama estable para la zona euro, aunque débil.

Pero la señal de alarma provino del crecimiento de las nuevas órdenes de fábricas, ya que se ubicaron en su menor nivel desde inicios del 2015 al caer a 51,5 desde 52,2 en julio, lo que señala que el PMI del sector de manufacturas de la zona euro podría declinar el mes próximo.

(Editado en español por Marion Giraldo y Carlos Aliaga)

reuters_tickers

 Reuters internacional