Reuters internacional

Un graffiti de un cartel contra el acuerdo TTIP fotografiado en Fráncfort, Alemania. 21 de julio de 2016. Francia expresó el martes serias dudas sobre las perspectivas de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, sumándose a la oposición que existe dentro de Alemania, tan sólo dos meses después de que los líderes de estos países reafirmaran su apoyo al pacto. REUTERS/Ralph Orlowski

(reuters_tickers)

Por Sophie Louet y Philip Blenkinsop

PARÍS/BRUSELAS (Reuters) - Francia expresó el martes serias dudas sobre las perspectivas de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, sumándose a la oposición que existe dentro de Alemania, tan sólo dos meses después de que los líderes de estos países reafirmaran su apoyo al pacto.

Washington y Bruselas se comprometieron oficialmente a sellar la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por su sigla en inglés) antes que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, deje el cargo en enero.

Sin embargo, las posibilidades de lograrlo se han visto mermadas por la proximidad de las elecciones en Estados Unidos y la decisión de Reino Unido de dejar la UE.

"Todo está cambiando. En esta situación, simplemente no va a suceder", dijo Peter van Ham, investigador del centro de estudios holandés Clingendael y autor de un artículo publicado el martes llamado "El TTIP está muerto, el comercio trasatlántico tiene larga vida".

El ministro de Comercio francés, Matthias Fekl, dijo que pedirá un alto a las conversaciones del TTIP en la reunión con su pares de la UE el próximo mes en Bratislava, después de que el ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, declaró el fin de semana que las conversaciones estaban "muertas".

Los observadores dicen que tanto Fekl como Gabriel están respondiendo a la desconfianza ciudadana hacia un acuerdo que según sus críticos reducirá las normas ambientales y alimentarias y permitirá que las multinacionales desafíen las políticas gubernamentales.

La campaña para frenar el TTIP ha sido particularmente intensa en Alemania y Austria, que a juicio de los partidarios del pacto están entre los países con más probabilidades de beneficiarse del incremento del comercio con Estados Unidos.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, del Partido Socialdemócrata de Gabriel, instó el martes a diplomáticos y líderes empresariales a combatir los sentimientos antiglobalización que están alimentando la oposición a los acuerdos de libre comercio.

(Reporte de Sophie Louet y John Irish en París, Crispian Balmer en Roma y Madeline Chambers y Andrea Shalal en Berlín. Editado en español por Rodrigo Charme)

reuters_tickers

 Reuters internacional