Reuters internacional

Servidores de almacenamiento de datos en un centro de Hafnarfjordur, Islandia, el 7 de agosto de 2015. Un nuevo pacto para la transferencia de datos comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos entró en vigencia el martes, poniendo fin a meses de incertidumbre sobre los intercambios de datos transfronterizos de compañías como Google, Facebook y Microsoft, al que podrán acogerse a partir del 1 de agosto. REUTERS/Sigtryggur Ari

(reuters_tickers)

Por Julia Fioretti

BRUSELAS (Reuters) - Un nuevo pacto para la transferencia de datos comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos entró en vigencia el martes, poniendo fin a meses de incertidumbre sobre los intercambios de datos transfronterizos de compañías como Google, Facebook y Microsoft, al que podrán acogerse a partir del 1 de agosto.

El acuerdo conocido como "escudo de privacidad" entre la Unión Europea y Estados Unidos permitirá a empresas el intercambio de datos personales entre ambos lados del Atlántico -desde información sobre recursos humanos o historiales de navegación de personas, hasta reservas de hotel- de forma más sencilla pero sin incumplir la rigurosa normativa comunitaria sobre transferencia de datos.

El anterior marco regulatorio fue anulado en octubre por el Tribunal de Justicia de la UE al determinar que no protegía lo suficiente la información personal de los europeos a la que tenían acceso los agentes estadounidenses.

Las revelaciones hace tres años del exconsultor del servicio de inteligencia estadounidense, Edward Snowden, sobre las prácticas de vigilancia realizadas por Estados Unidos causaron indignación política en Europa y alimentaron la desconfianza hacia las compañías tecnológicas estadounidenses.

La nueva normativa pondrá las bases para lograr un intercambio comercial transatlántico valorado en 250.000 millones de dólares anuales en servicios digitales.

El lunes Microsoft anunció que había comenzado el proceso de implementación de los requisitos fijados por el acuerdo - que incluye normas más estrictas sobre cómo las empresas deben utilizar los datos - y que lo firmará tan pronto como sea posible.

La normativa "escudo de privacidad" busca fortalecer la protección de los datos de los europeos que se envían a servidores estadounidenses con el objetivo de brindar a sus ciudadanos nuevas posibilidades de pedir rectificaciones en caso de conflictos, e incluye un nuevo Defensor de la Privacidad, perteneciente al Departamento de Estado estadounidense, que gestionará las denuncias de los ciudadanos de la UE sobre el espionaje de Estados Unidos.

(Por Julia Fioretti, Traducido por Ana Vicario en Redacción de Madrid, Editado por Juana Casas de Mesa de Santiago de Chile)

reuters_tickers

 Reuters internacional