Reuters internacional

MINNEAPOLIS, EEUU (Reuters) - Las características melodías funky de Prince inundaron el ambiente de una discoteca de Minneapolis el jueves por la noche, cuando hasta un millar de admiradores de la estrella del pop bailaron incansablemente en el lugar donde se filmó "Purple Rain" en honor al fallecido cantante.

Bailarines llenaron la pista de la discoteca First Avenue, donde una pantalla mostró videos del excéntrico cantante y compositor estadounidense, entre ellos temas emblemáticos como "Little Red Corvette", "When Doves Cry", "Kiss", "Let's Go Crazy" y "Get Off".

El público hizo brillar sus teléfonos celulares en medio de la oscuridad y agitó los brazos al aire cuando se escuchó "Purple Rain". El lugar estaba repleto y muchos aficionados se quedaron en la puerta tratando de entrar.

La fiesta de homenaje al influyente artista, ganador de siete premios Grammy y de un Oscar, se prolongó toda la noche.

Prince, de 57 años, fue hallado inconsciente en un ascensor en el complejo Paisley Park Studios, que está ubicado dentro de su hogar en Chanhassen, un barrio de las afueras de Minneapolis. Socorristas trataron de revivirlo, pero fue declarado muerto poco tiempo después.

Desconsolados admiradores del músico, que durante su carrera mezcló ritmos como el R&B, el funk y el rock, también se reunieron en las afueras de su casa durante la noche, llevando flores, globos y fotografías como tributo.

"Él es un ícono en la comunidad (...) Crecimos con su música... Así que ahora nos preguntamos, 'Dios mío, ¿qué pasó?'", dijo Leszlie Dawson, una de las fans que se reunió en el lugar.

Prince había estado de gira por Estados Unidos la semana pasada. Estuvo brevemente en un hospital el viernes pasado por un supuesto estado gripal que provocó el aterrizaje de emergencia de su avión en Moline, Illinois.

(Reporte de Jane Ross en Minéapolis. Editado en español por Rodrigo Charme)

reuters_tickers

 Reuters internacional