Reuters internacional

Casi 50 ataques alcanzaron zonas controladas por los rebeldes dentro y alrededor de la ciudad siria de Alepo el domingo, en uno de los ataques más fuertes recientemente por parte de aeronaves rusas y del Gobierno sirio, dijeron habitantes y un grupo que monitoriza la guerra. En la imagen, varias personas recogen objetos de un convoy de ayuda dañado en un ataque aéreo en la zona rebelde de al-Sakhour, en Alepo, Siria, el 4 de junio de 2016. REUTERS/Abdalrhman Ismail

(reuters_tickers)

Por Suleiman Al-Khalidi

AMÁN (Reuters) - Casi 50 ataques alcanzaron el domingo zonas controladas por los rebeldes dentro y alrededor de la ciudad siria de Alepo, en uno de los ataques más fuertes lanzados recientemente por parte de aeronaves rusas y del Gobierno sirio, dijeron habitantes y un grupo que sigue la guerra.

Los rebeldes, por su parte, atacaron zonas controladas por el Gobierno en Alepo, en lo que los medios sirios dijeron que fue una escalada de ataques de mortero en los distritos occidentales de lo que fue la mayor ciudad del país antes de la guerra.

Los medios estatales dijeron que los misiles disparados por los insurgentes sobre Hamadaniyah, Midan y otros barrios provocaron al menos 20 muertos, en su mayoría civiles, en la segunda jornada de intensos bombardeos de áreas controladas por el Gobierno, que el sábado causaron al menos 24 fallecidos.

En el sector este de la ciudad, dominado por los rebeldes, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que se lanzaron decenas de bombas de barril -barriles de petróleo o cilindros llenos con explosivos y metralla- desde helicópteros militares en varios distritos densamente habitados.

Un trabajador de protección civil dijo que al menos 32 personas murieron en zonas rebeldes de la ciudad, donde se sacaron 18 cuerpos entre los escombros de edificios derruidos en el barrio de Qatrji, el más afectado.

"Esta campaña de bombardeos de una semana es muy intensa y empeora día a día (...) Es lo peor que hemos visto en tiempo", dijo Bebars Mishal, un funcionario de protección civil en la parte controlada por los rebeldes en Alepo.

Los ataques del domingo se producen tras las ofensivas del viernes en zonas civiles que los residentes dijeron que fueron las más intensas en más de un mes.

La ciudad, dividida durante años entre los rebeldes y las fuerzas del Gobierno, ha visto muchos bombardeos mortíferos que han acabado con un acuerdo de alto el fuego en febrero.

El control total de la ciudad de Alepo sería un gran premio para el presidente Bashar al-Assad. La intervención militar de Rusia en septiembre ha ayudado a reforzar la posición de Assad.

(Reporte de Suleiman Al-Khalidi; Reporte adicional de Katya Golubkova; Traducido al Español por la Redacción de Madrid; Editado por Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional