Reuters internacional

Una bandera británica ondea en la ventana de una casa en Londres, Reino Unido. Standard & Poor's rebajó el lunes la calificación crediticia soberana del Reino Unido en dos escalones, a "AA" y advirtió que podría recortarla aún más después de la votación británica en favor de abandonar la Unión Europea. REUTERS/Reinhard Krause

(reuters_tickers)

Por Andy Bruce

LONDRES (Reuters) - Reino Unido sufrió otro duro golpe el lunes después de que dos importantes agencias crediticias rebajaron su nota soberana, estimando que la votación de la semana pasada para abandonar la Unión Europea daña su economía.

Standard & Poor's despojó a Reino Unido de la máxima calificación crediticia, al rebajarla en dos escalones a "AA", y advirtió que podría recortarla aún más.

Fitch Ratings, en tanto, recortó la nota británica en un escalón y también aseguró que se podrían producir más reducciones en el futuro.

Las agencias confirmaron la visión de los mercados sobre la votación, con la libra esterlina hundiéndose el lunes a mínimos de 31 años contra el dólar y los mercados bursátiles bajando por segundo día seguido tras el referendo.

Fue la primera vez que S&P le quitó a Reino Unido la categoría "AAA" bajando su nota en dos escalones en una sola decisión.

"En nuestra opinión, este resultado (del referendo) es un evento fundamental y llevará a un marco de política británica menos predecible, estable, y efectivo", dijo S&P en un comunicado.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, aseguró el lunes que la economía del país es lo suficientemente sólida como para enfrentar la volatilidad causada por el resultado del referendo del jueves.

Pero la votación sumió al país en una crisis política, con el oficialista Partido Conservador buscando un nuevo líder después de que el primer ministro, David Cameron, dijo que seguiría hasta octubre, retrasando el lanzamiento de las negociaciones con la UE y dejando las perspectivas económicas del país bajo una sombra de incertidumbre.

La posibilidad añadida de un nuevo referendo en busca de la independencia por parte de Escocia, que votó mayoritariamente por permanecer en la UE, amenaza la integridad constitucional y económica de Reino Unido, advirtió S&P.

Fitch redujo su proyección de crecimiento para la economía británica en 2017 y 2018 a sólo un 0,9 por ciento para ambos años, desde un 2,0 por ciento previo.

Moody's, la tercera mayor agencia crediticia -que le quitó la máxima nota a Reino Unido en 2013 debido a los altos niveles de deuda del país y el lento crecimiento- aseguró el viernes que podría recortar aún más la calificación.

(Reporte adicional de Jamie McGeever, editado en Español por Manuel Farías)

reuters_tickers

 Reuters internacional