Reuters internacional

En la foto de archivo, un manifestante es detenido durante una marcha para reclamar que se realice un referendo para la remoción del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas, September 1, 2016. Al menos 30 personas fueron detenidas en Venezuela por protestar contra el presidente Nicolás Maduro, dijo el sábado un grupo de derechos humanos del país petrolero. REUTERS/Marco Bello

(reuters_tickers)

Por Diego Oré

CARACAS (Reuters) - Al menos 30 personas fueron detenidas por unas horas en Venezuela tras protestar contra el presidente Nicolás Maduro, dijo el sábado un grupo de derechos humanos del país petrolero.

La noche del viernes, Maduro recorrió las calles del urbanismo Villa Rosa, en la isla de Margarita, según videos mostrados por líderes opositores en las redes sociales, y fue abucheado fuertemente mientras decenas de pobladores hacían resonar sus cacerolas.

Reuters no pudo comprobar independientemente la veracidad de los videos, donde se puede apreciar una silueta parecida a la del mandatario socialista de 53 años.

"Hay más de 30 detenidos por (el servicio de inteligencia) SEBIN como resultado del incidente en Villa Rosa", escribió Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano en su cuenta de Twitter @alfredoromero.

Más tarde, Romero anunció que los detenidos fueron puestos en libertad, a excepción de Braulio Jatar, un periodista de un medio margariteño quien difundió los videos donde se ve a los pobladores de Villa Rosa insultando al mandatario.

El ministro de Comunicación e Información, Luis Marcano, compartió un video en su cuenta de Twitter @luisjmarcano donde se ve a una muchedumbre ovacionando a Maduro durante su paso por Villa Rosa.

"Grandes plataformas mediáticas nunca expondrán innumerables muestras de apoyo al Presidente Nicolás Maduro y exagerarán cualquier cosa en contra", escribió Marcano.

Según Romero, desde unos días antes de la masiva protesta opositora que desbordó las calles de Caracas el jueves, fueron detenidos unos 90 venezolanos, acusados por el Gobierno de fraguar un golpe de Estado contra Maduro.

La oposición rechaza las acusaciones y asegura que las autoridades buscan sembrar miedo en la ciudadanía para evitar que reclame por la inflación de tres dígitos, el deterioro de los servicios públicos y la escasez de comida y medicinas.

"Las cacerolas seguirán sonando, es una forma de protesta pacífica", escribió el líder opositor Henrique Capriles en su cuenta de Twitter @hcapriles. "¿Qué van a hacer? ¿Quitarle las ollas al pueblo?", cuestionó.

(Reporte de Diego Oré; Reporte adicional de Andrew Cawthorne; Editado por Ana Laura Mitidieri/Patricio Abusleme)

reuters_tickers

 Reuters internacional