Reuters internacional

El defensor alemán Shkodran Mustafi anota su gol ante Ucrania por la Eurocopa en el estadio Pierre Mauroy en Lille, 12 de junio de 2016. La selección de fútbol de Alemania concretó un debut sin mayores contratiempos en la Eurocopa que se disputa en Francia y venció por 2-0 a Ucrania en un partido correspondiente al Grupo C, con goles de Shkodran Mustafi y Bastian Schweinsteiger. REUTERS/Carl Recine

(reuters_tickers)

LILLE, Francia (Reuters) - La selección de fútbol de Alemania concretó un debut sin mayores contratiempos en la Eurocopa que se disputa en Francia y venció por 2-0 a Ucrania en un partido correspondiente al Grupo C, con goles de Shkodran Mustafi y Bastian Schweinsteiger.

Los vigentes campeones mundiales, que buscan su cuarta Euro, abrieron el marcador cuando el defensor central Mustafi -titular en el equipo alemán en reemplazo del lesionado Mats Hummels- saltó alto para cabecear un tiro libre preciso de Toni Kroos a los 19 minutos.

Los dirigidos por Joachim Loew mostraron un juego que estuvo lejos de convencer y dependieron de varias atajadas salvadoras del arquero Manuel Neuer en la primera mitad.

Schweinsteiger, que ingresó cuando faltaban pocos minutos para el final el partido, aseguró el triunfo al anotar el segundo gol en tiempo de prórroga.

Más temprano en Niza, en otro partido correspondiente al Grupo C, Polonia venció por 1-0 a Irlanda del Norte con un gol de Arkadiusz Milik.

Jugando por primera vez una competencia importante en 30 años y en su debut en el torneo continental, los irlandeses poco pudieron hacer ante el buen ataque polaco, que dominó gran parte del partido.

Tras un primer tiempo sin goles, un centro atrás desde la derecha de Jakub Blaszczykowski encontró a Milik entrando al área a los 51 minutos y el remate rasante de zurda del delantero se metió al lado del palo derecho del arquero Michael McGovern.

En el restante partido del domingo, disputado en París, Croacia derrotó a Turquía por 1-0 por el Grupo D con un golazo del mediocampista Luka Modric.

Croacia tuvo un mejor juego y creó las mejores opciones de gol, pero necesitó de la magia del inspirado centrocampista del Real Madrid para triunfar en el estadio Parque de los Príncipes, en una especie de revancha tras su eliminación en los cuartos de final de la Euro 2008 ante el mismo rival.

Modric anotó a los 41 minutos al conectar con una volea desde 25 metros un despeje defectuoso que picó justo frente al arquero turco, Volkan Babacan.

El partido, que contó con la asistencia de una multitud de fanáticos de ambas selecciones, se jugó en medio de fuertes medidas de seguridad tras los incidentes del sábado en Marsella que opacaron el duelo entre Inglaterra y Rusia.

La policía reportó 15 arrestos tras incidentes fuera del estadio. Además, un hincha ingresó al campo de juego para festejar el gol croata y fue retirado por la seguridad.

(Editado en español por Hernán García)

reuters_tickers

 Reuters internacional