Reuters internacional

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere (derecha), y Hans-Georg Maassen, jefe de la Oficina Federal Alemana para la Protección de la Constitución, durante una conferencia de prensa en Berlín, Alemania. 28 de junio de 2016. Alemania registró un fuerte aumento de la violencia de extrema derecha en 2015, un año en que recibió a más de un millón de inmigrantes, según un reporte difundido el martes que pidió medidas concretas para evitar el surgimiento de lo que llamó "estructuras terroristas de derecha". REUTERS/Fabrizio Bensch

(reuters_tickers)

BERLÍN (Reuters) - Alemania registró un fuerte aumento de la violencia de extrema derecha en 2015, un año en que recibió a más de un millón de inmigrantes, según un reporte difundido el martes que pidió medidas concretas para evitar el surgimiento de lo que llamó "estructuras terroristas de derecha".

El reporte anual preparado por la agencia de inteligencia doméstica de Alemania indicó que el número de actos de violencia de extrema derecha trepó a 1.408 en 2015, un incremento de más del 42 por ciento desde los 990 registrados el año previo.

Los incidentes incluyeron ataques contra periodistas y políticos e intentos de asesinato. El reporte también dio cuenta de 75 ataques incendiarios contra centros de refugiados en 2015, un incremento con respecto a cinco años antes.

Alemania albergaba a un estimado de 11.800 extremistas violentos de extrema derecha, dijo el reporte, casi la mitad del número total de individuos de extrema derecha en el país.

"Las actuales investigaciones contra el supuesto desarrollo de grupos terroristas apunta al posible surgimiento de estructuras terroristas de extrema derecha en Alemania y la necesidad de que el Gobierno tome acciones rigurosas", dijo el Ministerio del Interior en un comunicado que acompaña el reporte.

El ministro del Interior, Thomas De Maiziere, dijo que Alemania observaba un incremento tanto en el extremismo de extrema derecha como de extrema izquierda y una creciente voluntad entre los activistas de ambos bandos de usar la violencia.

"Es preocupante que la incitación anti-inmigración esté metiéndose en el corazón de nuestra sociedad", indicó el ministro en un comunicado.

El reporte dijo que los actos violentos contra inmigrantes generalmente no parecían estar orquestados sistemáticamente y muchos de los ataques incendiarios tampoco parecían estar planeados y preparados cuidadosamente.

(Reporte de Andrea Shalal. Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional