Reuters internacional

Un enorme incendio arrasó un templo en Kerala en el sur de India el domingo, y ha causado cerca de 100 víctimas mortales y más de 200 heridos que se congregaban para ver un espectáculo de fuegos artificiales para conmemorar el inicio del año nuevo hindú. En la imagen, varias personas transitan entre las ruinas del templo tras el desastre. REUTERS/Sivaram V

(reuters_tickers)

THIRUVANANTHAPURAM, India (Reuters) - Un enorme incendio arrasó un templo en Kerala en el sur de India el domingo, y ha causado cerca de 100 víctimas mortales y más de 200 heridos que se congregaban para ver un espectáculo de fuegos artificiales para conmemorar el inicio del año nuevo hindú.

Miles de devotos se encontraban en el templo de Puttingal Devi en el distrito costero de Kollam, esperando a que comenzasen los fuegos artificiales que se inician a medianoche y se prolongan durante horas.

El incendio se originó cuando uno de los artefactos cayó en un cobertizo donde se almacenaban más fuegos artificiales, dijeron residentes.

El primer ministro Narendra Modi voló a Kollam junto a un grupo de asesores para ayudar a las autoridades estatales a gestionar el gran número de heridos, en un rápido movimiento para adelantarse a las críticas sobre la falta de seguridad pública.

"El fuego en el templo de Kollam es desgarrador e impactante, no tengo palabras", dijo en una publicación en Twitter. "Mis pensamientos están con las familias de los muertos y mis rezos con los heridos", añadió.

Modi ha sufrido críticas públicas por no responder rápidamente a desastres como las inundaciones en Chennai a finales del año pasado.

El ministro Jefe de Kerala, Oommen Chandy, dijo que 97 personas murieron en el templo muchas de ellas atrapadas en las llamas en el propio edificio. Mientras que situó en 245 el número de heridos.

Las imágenes de televisión mostraron a muchos heridos por quemaduras siendo traslados a hospitales cercanos.

El gobierno ha ordenando la asistencia del Ejército para cooperar con las autoridades de Kerala con el envío de dos buques cargados con material médico.

reuters_tickers

 Reuters internacional