Reuters internacional

El logo de la aseguradora Allianz en su sede en Unterfoehring, Alemania, feb 27, 2014. Las principales aseguradoras de Europa están vendiendo protección a los bancos alemanes que guardan miles de millones de euros en bóvedas acorazadas para evitar pagar la penalización por depositar dinero en el Banco Central Europeo, dijeron a Reuters ejecutivos de compañías. REUTERS/Michaela Rehle

(reuters_tickers)

Por Jonathan Gould

FRÁNCFORT (Reuters) - Las principales aseguradoras de Europa están vendiendo protección a los bancos alemanes que guardan miles de millones de euros en bóvedas acorazadas para evitar pagar la penalización por depositar dinero en el Banco Central Europeo, dijeron a Reuters ejecutivos de compañías.

Las sumas son tan grandes que también están creando consorcios para asegurar espacios de almacenamiento de efectivo, en respuesta al creciente deseo de los bancos de evitar la tasa negativa de depósito introducida por el BCE para fomentar que los bancos presten dinero, dijeron ejecutivos de las firmas.

Allianz, la mayor aseguradora de la región, y Ergo, la segunda aseguradora de Alemania, dijeron a Reuters que registran un aumento significativo de consultas sobre seguros de efectivo por parte de los bancos alemanes. La alemana Talanx y la francesa Axa dijeron que ofrecen pólizas similares.

Para grandes cantidades, estos seguros pueden costar la mitad que dejar el dinero en la ventanilla del BCE y los ejecutivos dijeron que bancos y aseguradoras están rubricando acuerdos para cubrir participaciones de entre 2.000 millones y 4.000 millones de euros.

"En los últimos meses, hemos visto un creciente interés de instituciones financieras como bancos sobre límites más altos para la cobertura de efectivo en instalaciones seguras", dijo Philip Beblo de Allianz Global Corporate & Specialty en Munich.

Almacenar dinero en efectivo es especialmente popular en Alemania, donde el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble y los bancos han criticado al BCE. Los ejecutivos dijeron que no conocen peticiones similares para asegurar efectivo en otros países europeos y en Suiza, donde el banco central también ha fijado tasas de interés negativas.

El BCE introdujo las tasas negativas para alentar a los bancos a prestar su dinero y ayudar a estimular la economía de la zona euro en lugar de depositarlo en el banco central.

Pero ante las sombrías perspectivas económicas, los bancos o bien son reticentes a dar crédito, o las empresas y consumidores son renuentes a tomar prestado. Por si fuera poco, cada vez hay más efectivo en circulación por la impresión de dinero del BCE.

En comparación con la común transferencia electrónica de dinero, almacenar y mover miles de millones de euros en billetes representa un desafío logístico porque mover billetes en grandes cantidades es muy pesado.

Como ejemplo, 2.000 millones de euros en billetes de 200 euros pesan el equivalente a unas 11 toneladas. Además, el dinero en efectivo puede ser robado o sufrir un incendio, dos de los principales riesgos que cubren los seguros.

(Información adicional de Carolyn Cohn en Londres y John Revill en Zurich; Traducido por Jose Elías Rodríguez. LEA)

reuters_tickers

 Reuters internacional