Reuters internacional

SANTIAGO (Reuters) - El Banco Central de Chile dejó estable el martes su tasa de interés referencial en 3,5 por ciento, una decisión que era esperada por el mercado, ante nuevas señales de una mayor moderación de la inflación y un bajo desempeño de la actividad económica.

Con esta decisión, la Tasa de Política Monetaria (TPM) acumuló diez meses en su actual nivel.

"El Consejo reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3 por ciento en el horizonte de política", dijo el banco central en un comunicado.

Agregó que cambios futuros en la TPM dependerán de las implicancias de las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre las perspectivas inflacionarias.

"El comunicado no contiene un cambio de tono respecto del anterior, manteniendo una política monetaria flexible con el objetivo de llevar la inflación en 12 meses al 3 por ciento en el horizonte de política, vinculando cambios a datos económicos o shocks externos", dijo Pedro Tuesta, analista de 4CAST.

El Banco Central destacó la sorpresiva caída de la inflación en septiembre, como también que los datos parciales del tercer trimestre siguen apuntando a un crecimiento acotado de la actividad y la demanda.

El organismo prevé que la inflación cerrará en 3,5 por ciento el 2016, aunque recientemente el jefe del ente admitió que podría ajustarla a la baja tras los últimos datos.

"Antes de actuar ajustando la TPM, la prudencia supone recopilar más antecedentes acerca de la trayectoria de los precios y también de los cambios del panorama externo", dijo Banco Santander en una nota.

En un reciente giro del mercado financiero, que había proyectado una TPM estable en 3,5 por ciento hasta 2018, ahora la apuesta de analistas y operadores es de una rebaja de un cuarto de punto porcentual en un plazo de cinco a seis meses.

"Antes de la reunión, los activos financieros consideraban un recorte de 25 puntos base para inicios del próximo año y un recorte adicional para el segundo semestre de 2017 (...) creemos que los activos se mantendrán en niveles similares" afirmó Jaime Fernández, gerente de Trading de Banco Internacional.

La posibilidad de un mayor impulso monetario ocurre cuando la actividad doméstica evidencia un bajo dinamismo, que se extendería hacia el próximo año.

(Reporte de Antonio de la Jara, con contribución de Felipe Iturrieta; editado por Hernán García)

reuters_tickers

 Reuters internacional