Reuters internacional

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ (Reuters) - El Banco Central de Colombia sorprendió el viernes al subir su tasa de interés en 50 puntos base, más que lo esperado por la mayoría del mercado, debido a que la inflación se demoraría más de lo previsto en retornar a la meta, al tiempo que la entidad redujo su proyección de crecimiento económico de este año.

La máxima autoridad monetaria del país subió su tipo referencial a un 7 por ciento, el nivel más alto desde febrero del 2009 y el segundo mayor de la región actualmente detrás de Brasil.

La decisión no contó con el voto unánime de los siete miembros del directorio del banco.

En un sondeo de Reuters a comienzos de la semana, solo 4 de los 18 analistas consultados anticiparon el mayor incremento, mientras los otros 14 esperaban un alza de 25 puntos base. [ID: nL2N17P0TK]

El gerente del banco, José Darío Uribe, destacó que las expectativas de inflación se mantienen elevadas.

"Pese a tratarse de choques temporales, la magnitud de la devaluación del peso y la fortaleza del fenómeno de El Niño han elevado el riesgo de una convergencia más lenta de la inflación a la meta, tanto por su impacto directo sobre los precios y las expectativas de inflación como por la activación de mecanismos de indexación", explicó.

Se trata del octavo mes consecutivo en el que el organismo incrementa su tipo referencial, con lo que acumula un alza de 250 puntos base.

El aumento mayor al esperado de la tasa se produce después de que la inflación anual en marzo alcanzó un 7,92 por ciento, muy por sobre la meta del banco de largo plazo, de entre 2 y 4 por ciento.

Los analistas estiman que los precios mantendrán la tendencia alcista y se situarán en un 8,12 por ciento al cierre de abril. El banco tiene como propósito que la inflación retorne a su meta en el 2017.

Uribe mencionó que el aumento de la tasa también busca contribuir a la reducción en el abultado déficit de la cuenta corriente, que terminaría este año en un 5,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), uno de los más altos a nivel mundial.

MENOR PIB

En tanto, el banco redujo su pronóstico más probable de crecimiento de la economía para este año a un 2,5 por ciento, desde una estimación previa de 2,7 por ciento, en medio de la debilidad de los principales socios comerciales del país y el deterioro de la actividad minero petrolera.

A pesar de ello, el banco emisor mantuvo el rango de proyecciones de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2016, de entre 1,5 y 3,2 por ciento.

Solo para el primer trimestre, el equipo técnico del banco emisor proyectó que la economía se habría expandido un 2,5 por ciento, con un rango de proyección de entre 1,8 y 3,2 por ciento.

"El crecimiento promedio de los socios comerciales del país será débil e inferior al registrado en 2015", argumentó Uribe.

(Reporte de Nelson Bocanegra, editado por Luis Jaime Acosta/Manuel Farías)

reuters_tickers

 Reuters internacional