Reuters internacional

El fallecido viceministro del Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, es visto en una foto sin fecha suministrada por la Presidencia de Bolivia el 25 de agosto de 2016. REUTERS/Presidencia de Bolivia/Entregada a REUTERS

(reuters_tickers)

By Daniel Ramos

LA PAZ (Reuters) - El Gobierno boliviano anunció el jueves que tomará el control de las operaciones de cooperativas mineras, una semana después de la conmoción provocada por el asesinato de un viceministro que intentaba dialogar con manifestantes mineros.

Tres mineros fueron imputados formalmente por la muerte del viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes. Uno de los acusados es el líder de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras, que había organizado la protesta, en la que fallecieron tres manifestantes.

El presidente Evo Morales ha acusado a la oposición de derecha de alentar las protestas para fomentar la discordia en el país sudamericano y su Gobierno socialista respondió el jueves imponiendo más restricciones para los mineros que trabajan en cooperativas.

En una reunión de emergencia del gabinete se decidió publicar cinco decretos mineros, dijo el ministro de Minería, César Navarro, en una conferencia de prensa.

Uno de ellos "revierte a dominio del Estado las áreas sobre las que se suscribieron contratos a riesgo compartido entre mineras cooperativistas y empresas privadas", agregó Navarro. El Gobierno dijo anteriormente que hay 31 contratos de este tipo.

Las medidas también incluyen que el Estado realice una profunda auditoría de las áreas mineras de las cooperativas, con la posibilidad de volver a tomar control de aquellas que no estén siendo explotadas activamente. Además, se prohibirá el uso de explosivos y materiales similares en protestas o huelgas.

Los mineros, cuyos ingresos se han visto golpeados por la debilidad de las materias primas a nivel global, reclamaban mayores derechos para trabajar en colaboración con empresas privadas, menos restricciones por temas ambientales y más beneficios financieros.

El cuerpo golpeado de Illanes fue hallado a un costado del camino, horas después de que el funcionario se acercara a la protesta para conversar con los manifestantes sobre sus preocupaciones, dijeron las autoridades del país sudamericano.

Cooperativistas, por su parte, denunciaron la muerte de tres mineros tras enfrentamientos con la policía durante las protestas, que incluyeron bloqueos a la mayor carretera de Bolivia.

Pocas firmas extranjeras operan en el sector minero de Bolivia, que está dominado por cooperativas que extraen zinc, plomo, plata y estaño, entre otros metales.

Actualmente hay alrededor de 120.000 mineros trabajando en unas 1.700 cooperativas, que en los últimos años han recibido concesiones impositivas y otros beneficios del Gobierno.

(Escrito por Rosalba O'Brien; Traducido por Maximiliano Rizzi; Editado en español por Juliana Castilla y Silene Ramírez)

reuters_tickers

 Reuters internacional