Reuters internacional

En la imagen, personas se reflejan en una pantalla electrónica que muestra información bursátil, afuera de una correduría en Tokio, Japón. 10 de febrero de 2016.Las bolsas de Asia se unían a Wall Street y los mercados europeos el viernes al ceder algunos avances recientes, en medio de las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba las tasas de interés más rápido que lo previsto. REUTERS/Thomas Peter/File Photo

(reuters_tickers)

Por Nichola Saminather

SINGAPUR (Reuters) - Las bolsas de Asia se unían a Wall Street y los mercados europeos el viernes al ceder algunos avances recientes, en medio de las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba las tasas de interés más rápido que lo previsto.

Los inversores revisarán el reporte de nóminas no agrícolas de Estados Unidos más tarde en el día en busca de señales adicionales de un fortalecimiento de la economía, luego de que datos mostraron que la actividad fabril se aceleró en noviembre a un máximo de cinco meses.

Los datos sólidos han aumentado las previsiones de una subida de tasas en Estados Unidos, junto con el repunte en los precios del petróleo -que impulsaría las presiones inflacionarias- y las promesas de estímulo fiscal del presidente electo Donald Trump.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón restaba un 0,9 por ciento, y se encamina a terminar la semana con una caída de un 0,3 por ciento. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó un 0,5 por ciento, pero registró una ganancia semanal de un 0,24 por ciento.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen retrocedía un 1 por ciento y el índice Hang Seng de Hong Kong bajaba un 1,2 por ciento.

El índice surcoreano KOSPI descendía un 0,7 por ciento, en dirección a una pérdida de un 0,2 por ciento para la semana.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, restaba un 0,3 por ciento. Frente a la moneda japonesa, el dólar operaba estable a 114,055 yenes. El euro añadía un 0,2 por ciento a 1,06825 dólares.

En los mercados de materias primas, el crudo Brent de Londres retrocedía un 1,2 por ciento, a 53,32 dólares por barril, mientras los futuros del petróleo en Estados Unidos se debilitaban un 0,8 por ciento, a 50,64 dólares por barril.

(Reporte de Nichola Saminather; Reporte adicional de Shinichi Saoshiro en Tokio. Editado en español por Carlos Aliaga)

reuters_tickers

 Reuters internacional