Reuters internacional

Por Alonso Soto y Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - El Banco Central de Brasil recortó el miércoles las tasas de interés en 25 puntos básicos, manteniendo un lento ritmo de alivio monetario pese a una profunda contracción en el tercer trimestre, lo que sugiere que la recesión que ya lleva dos años podría alargarse.

El banco resistió la presión de una fuerte reducción incluso pese a datos divulgados más temprano el miércoles que confirmaron los temores de que la mayor economía de América Latina lucha por dejar atrás su peor recesión en registros.

El comité de política monetaria del banco, conocido como Copom, votó unánimemente para recortar la tasa referencial Selic a un 13,75 por ciento.

En un comunicado sobre su decisión, el banco resaltó que la creciente incertidumbre sobre las políticas económicas de Estados Unidos, tras la elección de Donald Trump como presidente, podrían poner fin a un favorable período para los mercados emergentes que vieron sólidos ingresos de capital externo.

"El posible fin del interregno benigno para las economías emergentes podría obstaculizar el proceso de desinflación", dijo el banco, que apuntó a esa situación como uno de los tres principales riesgos para alcanzar las metas de inflación.

Sin embargo, el banco dijo que un "gradual" ciclo de alivio monetario es compatible con llevar la inflación de vuelta al objetivo central del 4,5 por ciento en 2017 y 2018.

Una desaceleración de la inflación, que anteriormente en el año alcanzó el doble dígito, y una tambaleante economía podría obligar a las autoridades a acelerar el ciclo de alivio monetario en su próxima reunión de enero, dijeron analistas.

El Producto Interno Bruto de Brasil se contrajo un 0,8 por ciento en el tercer trimestre frente al periodo previo tras ajustes por estacionalidad, dijo el miércoles el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

(Reporte adicional de Camila Moreira, Editado en Español por Manuel Farías)

reuters_tickers

 Reuters internacional