Reuters internacional

Billetes de reales brasileños y dólares estadounidenses, en una casa de cambio en Río de Janeiro, Brasil. 10 de septiembre de 2015. El gobierno de Brasil no tiene muchas opciones para contener la apreciación del real, una tendencia que se mantendría dada la elevada liquidez externa y la menor incertidumbre política a nivel local, dijo a Reuters un importante miembro del equipo económico. REUTERS/Ricardo Moraes - RTSJ5H

(reuters_tickers)

Por Alonso Soto

BRASILIA (Reuters) - El gobierno de Brasil no tiene muchas opciones para contener la apreciación del real, una tendencia que se mantendría dada la elevada liquidez externa y la menor incertidumbre política a nivel local, dijo a Reuters un importante miembro del equipo económico.

El gobierno dependerá de la reducción de sus ventas regulares de swaps cambiarios para limitar el ritmo de apreciación del real, que ha afectado a los productores locales que ya enfrentan problemas por la recesión en el país, dijo el funcionario, que solicitó mantener el anonimato porque no estaba autorizado a dar declaraciones.

Dijo que el equipo económico no está considerando compras directas de dólares o barreras a los flujos de capital que, en el pasado, han resultado ser perjudiciales.

"No hay mucho que se pueda hacer y la experiencia pasada muestra que otros tipos de intervención no son sostenibles y terminan siendo perjudiciales", dijo el funcionario, que participa en las decisiones de política económica pero no es miembro del banco central.

El real, la moneda de mejor desempeño en el mundo actualmente, ha ganado un 25 por ciento en valor este año para operar en casi 3 unidades por dólar, lo que ha elevado las presiones sobre el presidente interino Michel Temer para actuar y proteger a una aún incipiente recuperación económica.

Temer, que será confirmado en el cargo de presidente si el Senado, como se espera, ratifica la destitución de la presidenta Dilma Rousseff a fines de agosto por supuestas violaciones a las normas fiscales, expresó su preocupación sobre la fortaleza del real y prometió "buscar un equilibrio".

Algunos importantes empresarios, como el multimillonario brasileño Abilio Diniz, el tercer mayor accionista de la minorista francesa Carrefour, incluso han llamado al Gobierno a elevar los impuestos a la entrada de capitales.

El nuevo presidente del Banco Central Ilan Goldfajn, sin embargo, ha señalado que el organismo será cauteloso en sus intervenciones, lo que apunta a que las políticas para frenar la apreciación de la moneda local no serían tan enérgicas como en el pasado.

(Reporte de Alonso Soto; Editado en español por María Cecilia Mora/Gabriela Donoso)

reuters_tickers

 Reuters internacional