Reuters internacional

Un trabajador coloca condones en una correa de empaque en una fábrica en China, en Zhaoyuan. 6 de febrero de 2012. Las autoridades chilenas iniciaron una investigación sobre fallas en un lote de 1,7 millones de condones de una marca china que se entregan en la red pública del país, luego de emitir una alerta sanitaria por denuncias de ruptura de los profilácticos. REUTERS/David Gray

(reuters_tickers)

SANTIAGO (Reuters) - Las autoridades chilenas iniciaron una investigación sobre fallas en un lote de 1,7 millones de condones de una marca china que se entregan en la red pública del país, luego de emitir una alerta sanitaria por denuncias de ruptura de los profilácticos.

El Instituto de Salud Pública (ISP) ordenó la cuarentena de tres lotes de la marca Kaijú luego de recibir información de centros regionales de la ruptura de los preservativos durante la ejecución de capacitaciones a usuarios.

"Descartamos alguna situación de falla anterior o de fallas del producto en partidas anteriores", dijo el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows.

En tanto, el ISP reiteró que la referida marca cumple con los requisitos establecidos en el sistema, pero se solicitó que no sean utilizados hasta que no se tengan los resultados de la verificación del organismo certificador.

El director del ISP, Alex Figueroa, indicó que se habrían registrado fallas en el almacenamiento del producto.

Las autoridades están determinando cuántas personas habrían recibido los preservativos.

(Reporte de Fabián Andrés Cambero, editado por Gabriela Donoso)

reuters_tickers

 Reuters internacional