Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una foto de archivo de una doble hélice de ADN en una ilustración artística sin fecha suministrada por el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano a Reuters el 15 de mayo de 2012. REUTERS/National Human Genome Research Institute/Handout/Files

(reuters_tickers)

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - Aunque no está lista aún, la edición genética podría ser un día usada en embriones humanos, óvulos y esperma pera remover genes que causan enfermedades hereditarias, según un reporte de científicos y especialistas en ética de Estados Unidos divulgado el martes.

El reporte de la Academia Nacional de Ciencias (NAS, por su sigla en inglés) y la Academia Nacional de Medicina dijo que los avances científicos hacen de la edición genética en células reproductivas humanas "una posibilidad realista que merece una seria consideración".

El comunicado muestra una moderación en la posición sobre el uso de tecnología conocida como CRISPR-Cas9, que abrió nuevas oportunidades en medicina genética debido a su capacidad para modificar genes de forma rápida y eficaz.

En diciembre del 2015, científicos y especialistas en ética en una reunión internacional realizada en la sede de la NAS en Washington dijeron que sería "irresponsable" usar la tecnología de edición genética en embriones humanos con fines terapéuticos, como corregir enfermedades genéticas, hasta que se resolvieran temas de seguridad y eficacia.

Ahora, el último reporte de la NAS dice que pruebas clínicas de edición del genoma del material de óvulos y esperma puede permitirse, "pero solo para condiciones graves bajo estricta supervisión".

CRISPR-Cas9 funciona como un tipo de tijera molecular que puede recortar partes no deseadas en el genoma, y reemplazarlas con nuevos tramos de ADN.

Está planeado el uso de la edición del genoma en pruebas clínicas de personas para corregir enfermedades causadas por una mutación genética, como la enfermedad de células falciformes. Pero estas terapias afectan solo al paciente.

La preocupación es sobre el uso de la tecnología en células humanas reproductivas o en embriones porque los cambios pueden pasar a sus descendientes.

Las investigaciones usando la poderosa técnica están avanzando pese a que los científicos de la Universidad de California y el Broad Institute luchan por el control sobre la patente de CRISPR.

Aunque la edición genética de células reproductivas para corregir enfermedades hereditarias "debe abordarse con prudencia, la prudencia no significa prohibición", dijo el comité en un comunicado.

(Editado en español por Patricia Avila)

Reuters