Reuters internacional

Foto de archivo de un grafiti del Ejército de Liberación Nacional en El Palo, Colombia, feb 10, 2016. Las conversaciones de paz con la segunda fuerza guerrillera de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), comenzarán próximamente, un nuevo avance en los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos para acabar con una confrontación de más de medio siglo con la insurgencia, informaron el lunes fuentes del Gobierno. REUTERS/Jaime Saldarriaga

(reuters_tickers)

Por Luis Jaime Acosta y Eyanir Chinea

BOGOTÁ/CARACAS (Reuters) - El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza guerrillera del país, comenzarán el 27 de octubre en Ecuador las conversaciones formales de paz, un nuevo esfuerzo del presidente Juan Manuel Santos para acabar con una confrontación de más de medio siglo con la insurgencia.

Representantes del Gobierno de Santos y del ELN leyeron el lunes un comunicado conjunto en la sede de la cancillería venezolana, donde reiteraron que instalarán la mesa pública de conversaciones en Quito, como se acordó en marzo.

Entre los primeros puntos de la agenda se destacan la "participación de la sociedad en la construcción de la paz", y el inicio del proceso de liberación de los secuestrados con dos casos antes del 27 de octubre, de acuerdo con el comunicado, leído por Mauricio Rodríguez, jefe de la delegación gubernamental y Pedro Beltrán, líder del ELN.

El Gobierno y el ELN acordaron a finales de marzo iniciar una negociación formal en Ecuador después de más de dos años de contactos en los que concertaron los temas de la agenda de negociación y la logística.

Tanto Ecuador como Venezuela, ambos vecinos de Colombia, han acompañado el proceso.

Las conversaciones secretas entre las partes comenzaron en enero del 2014 y después transcendieron a la opinión pública. Sin embargo, el diálogo no comenzó ante la negativa del grupo guerrillero a suspender los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país como lo exigía el Gobierno.

En las últimas semanas el ELN dejó en libertad a tres personas que mantenía secuestradas, un gesto que valoró el Gobierno de Colombia.

El anuncio se produce mientras aumenta la presión para que Santos rescate el acuerdo de paz que firmó con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde más grande del país, pero que fue rechazado por los electores en un plebiscito por un estrecho margen, un resultado que impide su implementación.

"Somos una nación especial, que se crece ante las adversidades y sabe aprovecharlas para encontrar oportunidades. Y eso es lo que vamos a hacer ahora para conseguir que la paz, que hemos anhelado tanto, por la que hemos luchado tanto, no se nos escape de las manos", dijo el mandatario en una alocución.

"Por el contrario, saldrá fortalecida y -ahora que avanzamos con el ELN- será completa. ¡Será una paz completa!", aseguró el mandatario colombiano.

Santos, quien asumió la presidencia en el 2010, ha apostado todo su capital político a lograr la paz para acabar con un conflicto de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Los esfuerzos del mandatario, un economista de 65 años, fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

El ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y que surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales, mantuvo conversaciones con el gobierno colombiano entre el 2002 y el 2007, pero no prosperaron.

El grupo guerrillero, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, es responsable de secuestros, asesinatos, ataques a la infraestructura económica del país, así como de extorsiones a multinacionales petroleras y mineras.

(Reporte de Luis Jaime Acosta en Bogotá y Eyanir Chinea en Caracas. Editado por Gabriela Donoso y Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional