Reuters internacional

Imagen de archivo de Maribel Gómez, de 21 años, instalando una malla antimosquitos junto a su cama en Cali, Colombia. 17 febrero 2016. Colombia declaró el lunes el fin de la epidemia por el virus de Zika, diez meses después de que se detectó en el país el primer caso de la enfermedad transmitida por mosquitos, informó el Ministerio de Salud. REUTERS/Jaime Saldarriaga - RTX27FOW

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - Colombia declaró el lunes el fin de la epidemia por el virus de Zika, diez meses después de que se detectó el primer caso en el país de la enfermedad transmitida el mosquito Aedes aegypti, informó el Ministerio de Salud.

El virus, que de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, se ha reportado en al menos 49 países, la mayoría de América, ha infectado a casi 100.000 personas en Colombia, en donde se han reportado 21 casos de microcefalia asociados.

"Podemos declarar que la epidemia se ha cerrado. Colombia es el primer país del continente americano en declarar el cierre de la epidemia", dijo en una conferencia de prensa el viceministro de Salud, Fernando Ruiz.

Sin embargo, el funcionario aclaró que la declaratoria no significa que el brote de Zika vaya a desaparecer por completo de Colombia, por lo que se deben mantener los controles sanitarios preventivos.

Ruiz aseguró que el Ministerio de Salud también levantó la recomendación para posponer los embarazos que hizo a comienzo del año, en medio de del aumento de los casos del virus.

El viceministro de Salud admitió la posibilidad de que entre agosto y septiembre se presente un aumento de los casos de microcefalia asociados por el virus de Zika, mientras reveló que hasta el momento se han contabilizado 350 de Guillain-Barré.

Funcionarios de salud de Estados Unidos concluyeron que la infección con el virus de Zika en mujeres embarazadas es la causa de una malformación congénita conocida como microcefalia y de otras anomalías cerebrales graves en bebés.

La microcefalia es un defecto congénito que hace que la cabeza de los bebés sea anormalmente pequeña, lo que puede generar dificultades en el desarrollo intelectual y físico.

No existe una vacuna preventiva contra el Zika, que también ha sido relacionado con el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno neurológico poco común que puede debilitar los músculos y causar parálisis.

De acuerdo con científicos británicos, el brote del virus de Zika llegaría a su fin en los próximos dos a tres años, debido a que las personas desarrollan una inmunidad después de la infección inicial.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; editado por Carlos Serrano)

reuters_tickers

 Reuters internacional