Reuters internacional

Un manifestante ondea una pancarta en Bogotá. 15 de noviembre de 2016. El Gobierno de Colombia está listo para presentar proyectos de ley y reformas constitucionales que permitan implementar el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, pero espera la decisión de una corte para tener claridad de si podrá hacerlo con un mecanismo rápido, dijo el jueves el ministro del Interior. REUTERS/John Vizcaino

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - El Gobierno de Colombia está listo para presentar proyectos de ley y reformas constitucionales que permitan implementar el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, pero espera la decisión de una corte para tener claridad de si podrá hacerlo con un mecanismo rápido, dijo el jueves el ministro del Interior.

El Congreso culminó el miércoles la refrendación del nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un requisito para implementar el pacto con el que se busca poner fin al conflicto armado interno de más de 52 años que ha dejado 220.000 muertos.

"Esperamos que se tome una decisión en los próximos días y con base en esa decisión de la Corte Constitucional procederemos a la implementación de los acuerdos en el Congreso", dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en una conferencia de prensa.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos espera que la corte autorice un mecanismo rápido o "fast track" para implementar los acuerdos y evitar trámites normales que pueden demorar varios meses y poner en riesgo el acuerdo, con el que se busca que unos 7.000 combatientes dejen las armas y conformen un partido político.

Cristo anunció que en el primer paquete que se presentará está una ley de amnistía para guerrilleros que no estén implicados en crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

El gobierno tiene la mayoría necesaria para aprobar las leyes y las reformas de implementación, pese a la oposición del Centro Democrático liderado por el ex presidente Álvaro Uribe, una fuerza minoritaria que exige cárcel para los jefes de las FARC y se opone a que puedan postular a cargos de elección popular.

El pacto ha polarizado a la nación de casi 49 millones de habitantes, una sociedad conservadora donde todavía está arraigado el rechazo a la guerrilla por su pasado criminal y donde muchos aún no están dispuestos a perdonar.

Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar el conflicto armado, presentará proyectos de ley al Congreso para implementar el acuerdo, que incluye temas como acceso a la tierra para los campesinos pobres, administración de justicia, narcotráfico, compensación a víctimas, desminado y un cese bilateral y definitivo al fuego supervisado por la ONU.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional