Reuters internacional

El presidente de Cuba, Raúl Castro; el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC Rodrigo Londoño tras la firma de un acuerdo histórico de alto al fuego entre Bogotá y el grupo rebelde en La Habana. REUTERS/Enrique de la Osa. El Gobierno de Colombia planea deducciones de impuestos para las compañías que realicen obras de infraestructura vial y de servicios sociales en zonas azotadas por el conflicto armado con las FARC, una vez se concrete la firma del acuerdo definitivo de paz con la guerrilla, dijo un alto funcionario estatal.

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - El Gobierno de Colombia planea deducciones de impuestos para las compañías que realicen obras de infraestructura vial y de servicios sociales en zonas azotadas por el conflicto armado con las FARC, una vez se concrete la firma del acuerdo definitivo de paz con la guerrilla, dijo un alto funcionario estatal.

El anuncio se produjo días después de que el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaran un cese al fuego bilateral, que marca el fin de la confrontación armada más antigua del hemisferio y los deja a un paso de un acuerdo final de paz.

El plan busca que las empresas construyan o financien obras como vías, redes de acueducto y alcantarillado, escuelas y centros de salud, entre otros proyectos de un listado que definirá el Gobierno.

"Las empresas pueden escoger si hacen esas obras y el valor de la obra se descuenta del pago de impuestos", dijo a Reuters el Consejero Para el Posconflicto, Rafael Pardo, el viernes en la noche, tras resaltar que se trata de un modelo similar al existente en Perú.

"Para el Estado es neutro el proceso, pues es hacer las obras y probablemente hacerlas más rápido o de manera más eficiente, y para las empresas es un beneficio en el sentido de que quieran tener una presencia en determinada región y una presencia que lleve a una mejor reputación de la empresa", agregó.

El Gobierno estima que el fin de la guerra representará alrededor de un punto porcentual adicional de crecimiento económico al año para el país.

"Uno de los elementos de medición es la generación de empleo, pueden ser empresas de servicios, empresas agroindustriales, agropecuarias o empresas industriales", precisó Pardo.

La cuarta economía de América Latina atraviesa una fase desaceleración, que la llevaría a expandirse cerca de 2,5 por ciento este año, desde el 3,1 por ciento en el 2015.

"Ese tipo de ejercicios son ejercicios que nosotros veríamos con muy buenos ojos", opinó Bruce Macmaster, presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (ANDI).

El conflicto armado de más de medio siglo ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados principalmente de las zonas rurales del país andino.

(Reporte de Mónica García, escrito por Nelson Bocanegra; Editado por Ana Laura Mitidieri)

reuters_tickers

 Reuters internacional