Reuters internacional

BOGOTÁ, 14 mayo (Reuters) - El máximo comandante de la guerrilla de las FARC invitó el sábado al ex presidente Álvaro Uribe a hablar sobre la paz de Colombia y a formar parte de un acuerdo político para reordenar el país, sumido en un extenso conflicto, en una carta en la que le dijo que extendía su mano en señal de reconciliación.

El insólito llamado de Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", el principal líder de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produce dos días después de que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el grupo rebelde llegaron a un consenso para elevar a rango constitucional el eventual acuerdo de paz que firmen.

"En La Habana, o en lugar de Colombia que usted prefiera, contando desde luego con las garantías de seguridad suficientes para nuestro traslado y estadía en suelo patrio, discutamos sobre su llamado a la resistencia nacional contra la paz, producido sin haber escuchado a quienes tanto combatió por tierra, mar y aire sin vencerlos", dijo Londoño en una carta dirigida al ex mandatario.

Uribe, quien fue presidente entre el 2002 y el 2010, lanzó una fuerte ofensiva militar contra las FARC, y actualmente como senador es el más férreo crítico de la negociación de paz entre el gobierno de Santos y el grupo guerrillero que busca acabar un conflicto de más de medio siglo, que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El ex mandatario propuso "una desobediencia civil" contra los acuerdos de paz que cuestiona por considerar que no contemplan castigos efectivos para los integrantes de las FARC, acusados de narcotráfico, asesinatos, masacres, secuestros, desaparición forzada, ataques terroristas y otros crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

"Proponemos al país entero un acuerdo político para reordenar entre todos la nación colombiana. Nadie quedaría por fuera, queremos que usted sea partícipe de él, doctor Uribe, conversemos", aseguró Londoño en la misiva publicada a través de la página de internet de las FARC www.pazfarc-ep.org

"Fue usted un formidable adversario que nunca nos dio cuartel, pero como ve, seguimos aquí, en la brega, trabajando incansables por la nueva Colombia. Venga esa mano, le extendemos la nuestra con un ramo de olivo. La paz sí que merece dejar atrás orgullos. Resuélvase", agregó.

De inmediato no se produjo ninguna reacción del ex presidente Uribe a la propuesta del líder guerrillero.

El Gobierno y las FARC están en la última fase de una negociación que comenzó a finales del 2012 en La Habana y en la que ya alcanzaron acuerdos sobre mecanismos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la transformación de la guerrilla en un partido político, justicia, lucha contra el narcotráfico, desminado y búsqueda de desaparecidos.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Gabriela Donoso)

reuters_tickers

 Reuters internacional