Reuters internacional

Personas entran a una tienda en Fráncfort, Alemania. 24 de octubre de 2014. La economía alemana perderá impulso en la segunda mitad del año debido a que una menor demanda exterior provoca una desaceleración de la producción industrial, informó el jueves el Ministerio de Finanzas, en otra señal de que la mayor economía de Europa se está ralentizando. REUTERS/Fabrizio Bensch

(reuters_tickers)

Por Michael Nienaber

BERLÍN (Reuters) - La economía alemana perderá impulso en la segunda mitad del año debido a que una menor demanda exterior provoca una desaceleración de la producción industrial, informó el jueves el Ministerio de Finanzas, en otra señal de que la mayor economía de Europa se está ralentizando.

El sólido consumo privado, el mayor gasto público y una creciente actividad de construcción ayudaron a que la economía germana creciera un 0,7 por ciento en el primer trimestre y un 0,4 por ciento en el segundo.

"El crecimiento económico alemán fue robusto en la primera mitad del año", dijo el ministerio en su informe mensual. "Pero los últimos datos económicos indican una desaceleración del ritmo económico en la segunda mitad del año", añadió.

El crecimiento de los pedidos industriales fue casi nulo en julio y la producción de las fábricas y las exportaciones cayeron inesperadamente, lo que sugiere que las manufacturas comenzaron el tercer trimestre con debilidad.

El ministerio culpó de la baja actividad industrial a la débil demanda exterior y dijo que la producción de las fábricas sería contenida el resto del año.

Sin embargo, la economía seguirá creciendo con un impulso del consumo privado gracias a una tasa de empleo récord y el aumento de los salarios reales, que aumentaron un 2,3 por ciento interanual en el segundo trimestre, según la Oficina Federal de Estadísticas.

(Reporte de Michael Nienaber, editado por Larry King. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid. Editado por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional