Reuters internacional

PEKÍN (Reuters) - El crecimiento del sector de servicios de China se enfrío en julio, período en el que una menor expansión de la actividad y las nuevas obras llevó a las compañías a despedir personal por primera vez en cuatro meses para reducir costos, mostró el miércoles un sondeo privado.

Los datos contrastan con un sondeo oficial más positivo divulgado el lunes, planteando preocupaciones de que China aún enfrente obstáculos a sus planes para transformar a la economía en una más dependiente del consumo doméstico que de la industria pesada y las exportaciones.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) del sector de servicios elaborado por Caixin/Markit cayó a 51,7 en julio según una base ajustada por estacionalidad, desde el máximo de 11 meses que tocó en junio en 52,7.

Si bien el índice se mantuvo sobre el umbral de 50 puntos que separa a la expansión de la contracción bajo una comparación mensual, el desglose de las cifras de actividad mostró que el ritmo del crecimiento se desaceleró a nivel general, mientras que el empleo descendió, aunque a una tasa modesta.

"Todas las categorías del índice mostraron señales de deterioro, el empleo volvió a territorio de contracción después de tres meses consecutivos de crecimiento", dijo Zhengsheng Zhong, director de análisis macroeconómico de CEBM Group.

Los programas de reducción de costos y el no reemplazo de quienes se jubilaron voluntariamente contribuyeron al descenso de las cifras de la fuerza laboral, dijo IHS Markit citando a quienes respondieron al sondeo.

Pekín ha contado con que el crecimiento del sector de servicios compense la debilidad de las manufacturas mientras intenta reestructurar su economía y reducir el exceso de capacidad en sectores industriales como el acero y la minería. Una desacaleración prolongada de esas áreas y la debilidad de las exportaciones han presionado a la expansión de la economía a su menor nivel en 25 años.

El sondeo de Caixin sobre el sector manufacturero en julio, en tanto, mostró mejores cifras que su homólogo oficial, lo que planteó esperanzas de que los efectos del estímulo del Gobierno estén comenzando a beneficiar a las compañías privadas más pequeñas, al igual que a las grandes empresas estatales.

El PMI compuesto de Caixin, que cubre a las manufacturas y servicios, subió a 51,9, su mayor nivel desde el 2014, reflejando una marcada mejoría del índice del sector fabril. El PMI de servicios oficial subió a 53,9 en julio desde 53,7 en junio.

(Reporte de Sue-Lin Wong; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional