Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Cubanos en la frontera entre México y Estados Unidos, Nuevo Laredo, México, 25 enero, 2017. Cuba informó el viernes que Estados Unidos ha regresado a la isla a unos 117 migrantes irregulares desde que La Habana y Washington firmaron a comienzos de enero un acuerdo migratorio que puso fin a la política "pies secos, pies mojados", que garantizaba la residencia de los cubanos que llegaran al país. REUTERS/Daniel Becerril

(reuters_tickers)

LA HABANA (Reuters) - Cuba informó el viernes que Estados Unidos ha regresado a la isla a unos 117 migrantes irregulares desde que La Habana y Washington firmaron a comienzos de enero un acuerdo migratorio que puso fin a la política "pies secos, pies mojados", que garantizaba la residencia de los cubanos que llegaran al país.

A ellos se suman 408 personas regresadas desde México, 117 desde Bahamas y 39 de las Islas Caimán, tanto por vía terrestre como marítima, dijo el Gobierno cubano en un comunicado.

"Este viernes 17 de febrero salió de territorio norteamericano el primer vuelo chárter especialmente destinado para la devolución de migrantes irregulares, después de la firma del acuerdo migratorio entre Cuba y EEUU el pasado 12 de enero", dijo una nota oficial leída en la televisión estatal.

Pocos días antes de dejar la Casa Blanca, el Gobierno del ex presidente Barack Obama puso fin a una política que garantizaba la residencia a los cubanos que llegaran a Estados Unidos sin visa y al estatus especial para los profesionales médicos de la isla.

La devolución de los más de 680 migrantes irregulares cubanos se produce en el primer mes del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha prometido revisar la política de acercamiento de Obama con La Habana.

Washington y La Habana formalizaron sus relaciones diplomáticas en julio de 2015, tras más de medio siglo de hostilidades, aunque Estados Unidos mantiene un embargo económico contra la isla caribeña.

(Reporte de Nelson Acosta; Editado por Ricardo Figueroa)

Reuters