Reuters internacional

Un soldado filipino patrulla la costa de la isla Pagasa en las Islas Spratly en el Mar de China Meridional. 11 de mayo de 2015. Una corte de arbitraje de La Haya fallará el martes sobre una disputa sobre el Mar de China Meridional, en la que Filipinas discute los derechos de China a explotar recursos en amplias zonas de un territorio estratégico. REUTERS/Ritchie B. Tongo/Pool/Imagen de archivo

(reuters_tickers)

Por Thomas Escritt

ÁMSTERDAM (Reuters) - Una corte de arbitraje de La Haya fallará el martes sobre una disputa sobre el Mar de China Meridional, en la que Filipinas discute los derechos de China a explotar recursos en amplias zonas de un territorio estratégico.

China ha boicoteado las audiencias de la Corte Permanente de Arbitraje argumentando que carece de la jurisdicción para decidir sobre el asunto.

El resultado puede elevar aún más la tensión en la región, donde la creciente confianza militar de China ha suscitado preocupación entre sus vecinos más pequeños y es un asunto de conflicto con Estados Unidos.

China y Estados Unidos regularmente realizan ejercicios militares en la zona, que es de interés tanto para Pekín como Washington, que se han acusado mutuamente de provocaciones, incluso el mes pasado.

"Si habrá una escalada de la tensión en el Mar de China Meridional dependerá de si Estados Unidos incita a Filipinas a tomar acciones agresivas o incluso si Estados Unidos da un paso adelante", dijo el influyente periódico estatal chino Global Times en una editorial publicada el viernes.

Aunque Pekín ignore el fallo, será significativo porque por primera vez habrá un reto legal en la disputa, en la que cinco países tienen demandas superpuestas en una de las zonas más prometedoras para el petróleo y el gas, y que es clave para la pesca.

El reto refleja el cambio del equilibrio de poder en un área marítima de 3,5 millones de kilómetros cuadrados, donde China ha estado ampliando su presencia con la construcción de islas artificiales y patrullas para mantener alejados a los botes pesqueros filipinos.

El caso, que Filipinas presentó en 2013, se refiere a la condición legal de arrecifes, roquedales e islas artificiales en el Bajo de Masinloc y en las Islas Spratly.

Los 15 puntos del caso de Manila piden al tribunal que decida sobre la condición de la llamada "línea de nueve puntos", que es la base del reclamo de Pekín en el Mar de China Meridional.

El tribunal no decidirá sobre asuntos de soberanía territorial, pero aplicará la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar para determinar que países pueden reclamar derechos económicos de explotación, sobre la base de consideraciones geográficas.

(Reporte adicional de Ben Blanchard en Pekín y de Manuel Mogato en Manila; Editado en español por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional