Reuters internacional

Personas reunidas en una calle tras un sismo en Quito, mayo 18, 2016. Dos fuertes sismos sacudieron el miércoles la costa de Ecuador, dejando algunos heridos leves y cortes de energía eléctrica, en la misma zona donde el mes pasado se produjo un devastador terremoto que causó la muerte de más de 650 personas.. REUTERS/Kevin Granja /mel

(reuters_tickers)

Por Alexandra Valencia

QUITO, 18 mayo (Reuters) - Dos sismos remecieron el miércoles la costa de Ecuador, dejando al menos un fallecido y 87 heridos, en la misma zona donde el mes pasado hubo un devastador terremoto que causó la muerte de más de 650 personas.

El presidente Rafael Correa informó que un adulto mayor es la víctima de uno de los temblores que dejó además algunos heridos, la mayoría leves, y pequeños daños en la infraestructura de las provincias de Esmeraldas y Manabí.

Las circunstancias de la muerte no estaban del todo claras, dijo. "Salió corriendo del sismo, cayó, se golpeó la base del cráneo. Pero también tenemos la versión de que una viga le cayó, estamos precisando la información", añadió.

El país petrolero sudamericano fue sacudido en la madrugada por un sismo de magnitud 6,7, y más tarde sorprendido con otro temblor de magnitud 6,8 que llevó a las autoridades a suspender algunas actividades entre ellas en escuelas y colegios. Parte de la zona sufrió un apagón.

"Son réplicas del sismo original. Continuarán estas réplicas y debemos estar preparados para tener réplicas de más de 6 grados", dijo Correa en una conferencia de prensa.

"Las vías del país se encuentran en buenas condiciones, todas despejadas, ha habido cortes de energía (...) ya se está recuperando rápidamente la energía", agregó en un balance de los temblores que rememoraron la tragedia del 16 de abril.

Testigos dijeron que las personas en el área afectada salieron a las calles asustadas por las réplicas, que el Instituto Geofísico de Ecuador reportó como las más fuertes dentro de las más de 1.500 que se han registrado desde el terremoto de abril de magnitud 7,8.

"Estábamos asustados, salimos del edificio que comenzó a moverse muy fuerte. Estaba preocupada por mi hija porque no podíamos hacer llamadas", dijo Pilar Guacho, una empleada de la Alcaldía de Quito de 39 años, quien salió a la calle junto a sus compañeros.

REFINERÍA SIN DAÑOS

Los sismos del miércoles no causaron daños a la infraestructura de sectores estratégicos del país, incluida la Refinería Esmeraldas, ubicada cerca de los epicentros, dijo el ministro de Seguridad, César Navas, a la radio pública.

"En la mañana, Refinería de Esmeraldas operó a un 77 por ciento de su capacidad. Se paralizaron dos unidades Crudo 2 y FCC por razones de seguridad, pero se realizan las evaluaciones respectivas para retomar su operación", aseguró el Gobierno en un comunicado. La planta es la mayor del país y tiene capacidad para procesar 110.000 barriles por día (bpd) de crudo.

El terremoto de abril, el peor en los últimos 70 años en la historia del país, destruyó edificios a lo largo de la costa ecuatoriana y además de las víctimas fatales, dejó unas 6.000 personas heridas y 29.000 damnificados que necesitaron refugio, según el último reporte oficial.

En una rueda de prensa que concluyó minutos antes del segundo sismo del miércoles, el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, anunció que el Gobierno hará una solicitud formal a Estados Unidos para que aplique el Estatus de Protección Temporal (TPS) a sus ciudadanos por desastre natural.

"Cuando un país ha estado inmerso en desastre natural, Estados Unidos puede (...) otorgar el TPS", que establece una moratoria sobre la deportación de los ciudadanos de un país, dijo. "Hoy día estoy enviando una carta formal al secretario de Estado de Estados Unidos".

(Reporte adicional de José Llangarí. Editado en español por Carlos Aliaga, Marion Giraldo y Silene Ramírez)

reuters_tickers

 Reuters internacional