Reuters internacional

La foto de archivo muestra a ministros de países miembros de la OTAN reunidos en Bruselas, December 2, 2015. Estados Unidos puso en operación el jueves un escudo antimisiles de 800 millones de dólares en Rumania que considera vital para defender a su país y a Europa de los llamados Estados paria, pero Moscú dijo que tiene como objetivo desafiar su propio arsenal nuclear. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Robin Emmott

DEVESELU, Rumania, 12 mayo (Reuters) - Estados Unidos puso en operación el jueves un escudo antimisiles de 800 millones de dólares en Rumania que considera vital para defender a su país y a Europa de los llamados Estados paria, pero Moscú dijo que tiene como objetivo desafiar su propio arsenal nuclear.

Altos funcionarios de Estados Unidos y de la OTAN declararon operativo el sitio de defensa contra misiles balísticos en la remota base aérea de Deveselu, un sistema capaz de derribar cohetes de países como Irán que, según Washington, un día podrían alcanzar a grandes ciudades europeas.

"Mientras Irán siga desarrollando y desplegando misiles balísticos, Estados Unidos trabajará con sus aliados para defender a la OTAN", declaró el subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Work.

Cuando esté completo, el sistema defensivo abarcará desde Groenlandia hasta las Islas Azores. El viernes, Estados Unidos iniciará las construcción del último sitio en Polonia, que debería estar concluido a fines de 2018, terminando la línea de defensa propuesta por primera vez hace casi una década.

El escudo completo también incluye barcos y radares en toda Europa. Será entregado a la OTAN en julio, con el comando y control a cargo de una base aérea de Estados Unidos en Alemania.

Rusia está molesta por la demostración de fuerza de su ex rival de la Guerra Fría en la Europa oriental otrora gobernada por comunistas. Moscú sostiene que la alianza liderada por Washington está tratando de rodear a Rusia cerca del Mar Negro, de importancia estratégica, que alberga a una flota naval rusa y donde la OTAN también está evaluando aumentar los patrullajes.

"Es parte de la contención política y militar de Rusia", dijo el jueves Andrey Kelin, un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, según informó la agencia de noticias Interfax.

El despacho del presidente ruso, Vladimir Putin, informó que Moscú también duda del objetivo declarado de la OTAN de proteger a la alianza contra cohetes iraníes, luego del histórico acuerdo nuclear del año pasado entre Teherán y potencias mundiales que Rusia ayudó a negociar.

(Reporte adicional de Jack Stubbs, Andrew Osborn y Maria Tsvetkova en Moscú. Editado en español por Patricio Abusleme)

reuters_tickers

 Reuters internacional