Reuters internacional

La ministra del Interior de Reino Unido, Theresa May, durante una conferencia de prensa en Londres, Reino Unido. 30 de junio de 2016. La ministra del Interior de Reino Unido, Theresa May, se postuló el jueves para reemplazar al primer ministro saliente, David Cameron, y se comprometió a hacer frente a las divisiones en el país que llevaron a más de 17 millones de británicos a votar por salir de la Unión Europea. REUTERS/Dylan Martinez

(reuters_tickers)

Por Kylie MacLellan

LONDRES (Reuters) - La ministra del Interior de Reino Unido, Theresa May, se postuló el jueves para reemplazar al primer ministro saliente, David Cameron, y se comprometió a hacer frente a las divisiones en el país que llevaron a más de 17 millones de británicos a votar por salir de la Unión Europea.

Cameron, quien dirigió la campaña a favor de permanecer en el bloque, anunció su renuncia luego de que los británicos votaron por salir de la UE, lo que desencadenó una competencia por su cargo dentro de su Partido Conservador, que elegirá a su sucesor a principios de septiembre.

May, que se espera enfrente a Boris Johnson, el principal rostro de la campaña por el "Brexit", por el cargo de primer ministro, hizo un ataque levemente velado a los orígenes privilegiados del ex alcalde de Londres y dijo que el Gobierno no era "un juego".

"Si usted es de una familia normal, de clase trabajadora, la vida es mucho más difícil de lo que muchas personas en la política se dan cuenta. Usted tiene un trabajo, pero no siempre tiene una seguridad laboral", dijo May, que ha impresionado a muchos británicos con su manejo de los temas de seguridad como ministra del Interior en los últimos seis años.

"Francamente, no todos en Westminster entienden lo qué es vivir así. Y algunos necesitan que se les diga que lo que el Gobierno hace no es un juego, es un asunto serio", escribió en el periódico The Times.

La votación a favor del "Brexit" ha desencadenado una de las mayores crisis que ha enfrentado Reino Unido en los tiempos modernos.

Los dos principales partidos políticos del país han sufrido una gran agitación después del referendo, y el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, probablemente enfrentará un desafío directo de sus colegas tras perder una moción de confianza.

Reconociendo las divisiones en el país, May dijo que hará que Reino Unido trabaje para todos y prometió grandes cambios en la economía y la sociedad si llega al cargo de primer ministro.

(Escrito por Guy Faulconbridge. Editado en español por Carlos Aliaga)

reuters_tickers

 Reuters internacional