Reuters internacional

Personal del aeropuerto sostienen banderas de Estados Unidos y Cuba cerca del avión JetBlue que aterrizó recientemente en el Aeropuerto Internacional Abel Santamaría, en Santa Clara, Cuba. 31 de agosto de 2016. Un avión de pasajeros de la compañía JetBlue Airways aterrizó el miércoles en la ciudad cubana de Santa Clara para convertirse así en primer vuelo comercial regular que llega desde Estados Unidos a Cuba en más de medio siglo. REUTERS/Alexandre Meneghini

(reuters_tickers)

(Infografía de la ruta desde Fort Lauderdale hacia la ciudad cubana de Santa Clara, clic en: http://reut.rs/2bJSBRl)

Por Jeffrey Dastin

SANTA CLARA, Cuba (Reuters) - El primer vuelo comercial de pasajeros desde Estados Unidos a Cuba en más de medio siglo aterrizó el miércoles, en otro capítulo dentro de los esfuerzos del Gobierno de Barack Obama para mejorar las relaciones bilaterales e incrementar el comercio con su ex enemigo de la Guerra Fría.

Un avión de pasajeros de JetBlue Airways Corp llegó desde Fort Lauderdale, Florida, a la ciudad cubana de Santa Clara. La ruta puede ser un desafío comercial, al menos inicialmente, pero es la primera de las que harán varias aerolíneas estadounidenses hacia distintas provincias de Cuba.

En el Airbus A320 de JetBlue de 150 asientos viajaron el secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx; el presidente ejecutivo de la aerolínea, Robin Hayes; otros funcionarios y varios reporteros y fotógrafos de prensa.

"Las acciones de hoy son el resultado de meses de trabajo por parte de las compañías aéreas, las ciudades, el Gobierno de Estados Unidos y muchos otros en la promesa del presidente Obama de volver a relanzar las relaciones con Cuba", dijo Foxx en una declaración enviada a Reuters.

"El transporte tiene un papel único en esta histórica iniciativa y esperamos que los beneficios de estos nuevos servicios se proporcionarán a personas elegibles para viajar a Cuba", agregó.

El vuelo constituyó un hito que el Gobierno de Obama espera abra una era de viajes habituales desde y hacia la isla caribeña de gobierno comunista. Foxx se trasladó poco después desde Santa Clara a La Habana para reunirse con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y el ministro de Transporte, Adel Yzquierdo.

"Un paso adelante", señaló en su cuenta de Twitter el secretario de Estado, John Kerry, quien en agosto del año pasado encabezó la ceremonia de izamiento de la bandera de Estados Unidos en la apertura de la embajada de Washington en La Habana.

Mientras que la apertura de los viajes a ciudades como Santa Clara es vista como el inicio de una expansión a otras provincias cubanas, la ruta más apetecida para el mercado, la de La Habana, fue adjudicada el miércoles por el Departamento de Transporte.

American Airlines Group Inc fue la que recibió la mayor porción entre las ocho aerolíneas a las que se les permitirá operar vuelos comerciales a La Habana a partir del otoño boreal.

"La competencia para las rutas de La Habana es una de las más intensas que yo he visto. Pienso que eso habla de un gran interés por parte del pueblo estadounidense y también habla del interés comercial que existe en Estados Unidos", dijo el secretario Foxx a Reuters en una entrevista antes del aterrizaje.

OPORTUNIDAD PARA VIAJEROS

Otros viajeros, entre ellos algunos de origen cubano, ocuparon casi la mitad de los asientos del vuelo a Santa Clara, una ciudad con una población de unas 200.000 personas que es conocida por su monumento al líder revolucionario Ernesto "Che" Guevara.

Lázaro Chávez, un farmacéutico de 49 años que vive en Miami y regresa con frecuencia a su tierra natal, dijo en el aeropuerto de Fort Laderdale que estaba viajando en el vuelo por dos razones. "Una, voy a ver a mi familia. Dos, quiero estar en este histórico viaje", explicó.

Cuba y Estados Unidos comenzaron a normalizar sus relaciones en diciembre de 2014 tras 18 meses de negociaciones secretas.

Ambos países fueron enemigos por más de cinco décadas desde que Fidel Castro derrocó al dictador Fulgencio Batista, apoyado por Washington, en una revolución en 1959 que condujo a la isla en un curso comunista y la convirtió en un estrecho aliado de la Unión Soviética.

El Congreso en Washington aún tiene que levantar un embargo comercial que prohíbe a los ciudadanos estadounidenses visitar libremente Cuba como turistas. El Gobierno de Obama ha aprobado 12 categorías de excepciones a la restricción que van desde viajes culturales, deportivos, religiosos y educativos hasta los de negocios, periodismo y visitas familiares.

A pesar de estas limitaciones, las aerolíneas estadounidenses se han apresurado a iniciar sus vuelos, aumentando su capacidad, dijo el consultor de la industria Robert Mann.

"La mayoría de las aerolíneas ven como una inversión a los mercados internacionales que han estado restringidos y recién se están abriendo", dijo Mann. "Es necesario poner el pie en la puerta", agregó.

En septiembre comenzarán a operar los servicios de la aerolínea regional Silver Airways y de American Airlines Group Inc desde el área de Miami y Fort Lauderdale a otras provincias periféricas de Cuba. Posteriormente se sumarán otras tres compañías.

(Reporte de Jeffrey Dastin en Fort Lauderdale. Reporte adicional de Nelson Acosta en La Habana. Editado en español por Silene Ramírez)

reuters_tickers

 Reuters internacional