Reuters internacional

La canciller alemana Angela Merkel junto a la primera ministra británica Theresa May, durante una conferencia de prensa en la cancillería en Berlín. 20 de julio de 2016. Según un alto diplomático europeo, iniciar el procedimiento para que Reino Unido salga de la Unión Europea es como apagar las turbinas de un avión: es mejor hacerlo sólo si se ve una pista de aterrizaje, ya que de otro modo se arriesga un resultado desastroso. REUTERS/Hannibal Hanschke

(reuters_tickers)

Por Paul Carrel

BERLÍN (Reuters) - Según un alto diplomático europeo, iniciar el procedimiento para que Reino Unido salga de la Unión Europea es como apagar las turbinas de un avión: es mejor hacerlo sólo si se ve una pista de aterrizaje, ya que de otro modo se arriesga un resultado desastroso.

Cuando Reino Unido inicie ese proceso, invocando el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la Unión Europea, empezará una cuenta regresiva de dos años para salir del bloque. Los funcionarios de ambas partes están viendo cómo proceder, pues quieren evitar un aterrizaje forzoso.

Entre las opciones figura la posibilidad de simplemente no invocar el Artículo 50 y pasar desde un resultado interino a un realidad más permanente post "Brexit".

Esta primera opción no es viable para la canciller alemana, Angela Merkel, la líder más poderosa de Europa y la primera a la que la primera ministra británica, Theresa May, visitó tras asumir el cargo el mes pasado.

"La UE no puede aceptar eso", dijo una fuente cercana a Merkel, quien no desea la salida de Reino Unido, pero tiene un enfoque pragmático para mantener al resto del bloque unido.

Si bien la misma May ha dicho que "Brexit" significa "Brexit", ha destacado que no iniciará el procedimiento de salida este año.

Para el Gobierno británico, el dilema sobre cuándo y cómo aplicar el "Brexit" es complicado por un rechazo por parte de líderes de la Unión Europea, liderados por Merkel, a discutir los probables resultados de que Reino Unido invoque el Artículo 50.

"No hablaremos antes de tiempo", comentó la fuente cercana a Merkel, que habló bajo condición de anonimato. Otro funcionario del Gobierno alemán remarcó la estricta prohibición en Berlín a cualquier prenegociación.

Ante la ausencia de prenegociaciones formales, el Gobierno británico debe trabajar a través de la segunda opción: buscar oportunidades de conversaciones informales con sus pares europeos para tratar de determinar cuáles son sus opciones tras el "Brexit".

Dichas instancias informales podrían ayudar a los británicos a establecer qué es realista para evitar que los negociadores de la Unión Europea se opongan a su postura. "Sólo puedes encontrar la solución si estás en el reino de lo posible", comentó un funcionario europeo.

Una tercera opción bajo consideración por parte de algunos funcionarios europeos es un cuadro interino para crear vínculos entre Reino Unido y la Unión Europea basado en un modelo existente similar al de Noruega o Suiza.

"Esa podría ser una solución temporal", comentó uno de ellos.

(Reporte adicional de Elizabeth Piper en Londres. Editado en español por Patricio Abusleme)

reuters_tickers

 Reuters internacional