Reuters internacional

Cruces de madera con números en lugar de nombres vistas en un cementerio en Lampedusa, Italia. 6 de octubre de 2013. Mose tocó la pantalla de su teléfono móvil para agrandar una fotografía de su esposa, Yordanos, y señalar un lunar ubicado debajo de su ceja. REUTERS/Antonio Parrinello/File Photo

(reuters_tickers)

Por Isla Binnie y Michele Kambas

ROMA/ATENAS (Reuters) - Mose tocó la pantalla de su teléfono móvil para agrandar una fotografía de su esposa, Yordanos, y señalar un lunar ubicado debajo de su ceja.

"Tiene una marca reconocible aquí", dijo el eritreo de 26 años en un parque en Roma. Tras huir del servicio militar obligatorio en su país, Mose ahora vive en un centro italiano de recepción para inmigrantes.

Mose no ha visto a Yordanos desde el 26 de mayo, cuando ambos dejaron Libia en dos botes separados con destino a Italia organizados por traficantes de personas. Él fue rescatado, pero la embarcación de su mujer se hundió en el Mediterráneo.

Ayudar a las personas como Mose a encontrar a sus seres queridos se está volviendo cada vez más urgente, a medida que la crisis migratoria de Europa se extiende por tercer año y la cifra de muertos aumenta.

Equipos de científicos forenses en Italia y Grecia están tratando exhaustivamente de identificar a las víctimas de naufragios halladas en el mar, en las costas o que son recuperadas de entre restos de barcos.

Sin embargo, no existe una práctica común para recolectar información sobre estas muertes entre los estados o incluso a veces dentro del mismo país, y un plan de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por su sigla en inglés), con sede en Holanda, para comenzar a buscar a los inmigrantes perdidos aún aguarda financiamiento.

Kathryne Bomberger, directora general de la ICMP, dijo que el problema era demasiado grande como para dejarlo en manos solamente de países como Italia y Grecia.

"Este es un problema complejo, internacional", afirmó. La tarea de identificación y notificación involucra rastrear a los familiares que podrían estar en sus países de origen, en campamentos de refugiados o tratando de reconstruir sus vidas en naciones como Alemania o Suecia.

(Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional