Reuters internacional

Fuerzas de seguridad afganas inspeccionan el sitio de un ataque suicida, en Kabul, Afganistán. 5 de septiembre de 2016. Las fuerzas de seguridad afganas pusieron fin el martes a un enfrentamiento de 11 horas en el centro de Kabul, al matar al último grupo de insurgentes que lanzaron un ataque horas después de que suicidas con bomba provocaran la muerte de decenas de efectivos de seguridad y civiles. REUTERS/Mohammad Ismail

(reuters_tickers)

Por Mirwais Harooni

KABUL (Reuters) - Las fuerzas de seguridad afganas pusieron fin el martes a un enfrentamiento de 11 horas en el centro de Kabul, al matar al último grupo de insurgentes que lanzaron un ataque horas después de que suicidas con bomba provocaran la muerte de decenas de efectivos de seguridad y civiles.

El sangriento episodio comenzó el lunes por la tarde con un doble atentado suicida en una concurrida zona de la capital cerca del Ministerio de Defensa, que ocasionó la muerte de 35 personas, entre ellas varios oficiales de seguridad de alto rango, y dejó 103 heridos.

Insurgentes talibanes se atribuyeron los ataques suicidas, que fueron seguidos unas horas después por la explosión de un coche bomba en Share Naw, un área comercial y residencial de la ciudad cerca del distrito gubernamental y de embajadas.

Después de la explosión en Share Naw, tres hombres armados se atrincheraron cerca de una oficina del grupo de asistencia Care International y de un complejo de gobierno. El blanco del ataque no estaba claro.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad por el incidente en Share Naw, que dejó seis heridos. Care International dijo en un comunicado que su personal en Kabul fue evacuado.

"Cuando la explosión ocurrió, todas las ventanas se rompieron y por un minuto pensé que la casa se había derrumbado encima nuestro", dijo Togrul Big, quien vive cerca del complejo de Care International y sufrió una herida en la mano.

El martes a media mañana, horas después de que el enfrentamiento se aplacara a fuego esporádico, el portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi, dijo que las fuerzas especiales afganas habían matado a todos los involucrados en el incidente.

El nivel de violencia refleja la precaria seguridad en Kabul, un mes antes de una conferencia en Bruselas en la que se espera que donantes internacionales comprometan apoyo financiero para Afganistán.

(Reporte adicional de Sayed Hassib; Escrito por James Mackenzie, Rupam Jain. Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional