Reuters internacional

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en el palacio de Gobierno en Bogotá, jul 18, 2016. El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron el viernes el protocolo y el cronograma para el desarme del grupo rebelde, un paso importante para acabar el conflicto armado más viejo del hemisferio. Colombian Presidency /Handout via Reuters. IMAGEN DE TERCEROS, DE EXCLUSIVO USO EDITORIAL

(reuters_tickers)

Por Nelson Acosta

LA HABANA (Reuters) - El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron el viernes el protocolo y el cronograma para el desarme del grupo rebelde, un paso importante para acabar el conflicto armado más viejo del hemisferio.

El anuncio se conoce un mes y medio después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos firmaron en La Habana un pacto sobre el "Fin del Conflicto", que incluye el cese bilateral y definitivo del fuego.

La recolección y almacenamiento del armamento individual de las FARC se hará en tres fases. La guerrilla entregará en 90 días el 30 por ciento del arsenal, otro 30 por ciento en 120 días y un 40 por ciento más en 150 días, después de la firma del Acuerdo Final de paz.

"Las FARC habrán entregado la totalidad de sus armas a las Naciones Unidas" en 180 días, dijo Humberto de la Calle, jefe del equipo del Gobierno en las negociaciones de paz.

Todo el armamento del grupo rebelde será destruido y usado en la construcción de tres monumentos. Las Naciones Unidas dirimirán las denuncias en los casos de violaciones al cese al fuego, según los protocolos.

Asimismo, las partes acordaron que ocho días después de la firma del acuerdo final, las FARC entregarán al componente internacional del mecanismo de monitoreo y verificación toda la información sobre la cantidad de sus integrantes.

El jefe del equipo negociador de la guerrilla, Iván Márquez, dijo que los protocolos firmados son "una nueva y contundente señal, de que el proceso de paz de Colombia, sigue su marcha ineluctable hacia el acuerdo final".

Márquez afirmó que el desplazamiento de los integrantes de la guerrilla hacia las zonas de ubicación está supeditado "a la puesta en vigor de las normas que garanticen la seguridad jurídica, social y política de la insurgencia".

Las delegaciones del Gobierno colombiano y las FARC anunciaron que, con el acompañamiento de los representantes de la ONU, iniciarán la próxima semana una visita de reconocimiento para delimitar las zonas de ubicación de la guerrilla.

"Es una noticia muy importante" dijo Santos en Colombia al referirse a los protocolos y al cronograma, al tiempo que destacó que las FARC" se van a desarmar y a entregar hasta su última pistola".

Después de casi cuatro años de negociación en La Habana para acabar con un conflicto que ha cobrado más de 220.000 vidas, las partes han logrado acuerdos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la transformación de la guerrilla en un partido político, la lucha contra el narcotráfico, desminado y búsqueda de desaparecidos, entre otros.

El Gobierno y las FARC se concentrarán ahora en lograr un consenso para que los colombianos ratifiquen el acuerdo de paz a través de un plebiscito, un desafío para una sociedad herida luego de cinco décadas de violencia, atentados y secuestros de los rebeldes.

(Reporte de Nelson Acosta. Con reporte adicional de Luis Jaime Acosta en Bogotá.; Editado por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional