Reuters internacional

El primer ministro griego Alexis Tsipras durante una sesión parlamentario del Consejo de Europa, en Estrasburgo, Francia. 22 de junio de 2016. Los prestamistas de la zona euro presionaron el viernes a Grecia para que compense el tiempo perdido y acelere reformas que acordó en un paquete de rescate financiero, a fin de que pueda acceder a más fondos de ayuda. REUTERS/Jean-Marc Loos

(reuters_tickers)

Por Jan Strupczewski y Jason Hovet

BRATISLAVA (Reuters) - Los prestamistas de la zona euro presionaron el viernes a Grecia para que compense el tiempo perdido y acelere reformas que acordó en un paquete de rescate financiero, a fin de que pueda acceder a más fondos de ayuda.

En virtud de un acuerdo firmado el año pasado con países de la zona euro, con el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, Grecia puede recibir ayuda financiera de hasta 86.000 millones de euros hasta el 2018 a cambio de realizar las reformas acordadas.

Ante el plazo para aplicar importantes reformas este mes y el cierre de una ventaja temporal para fondos disponibles, funcionarios de la zona euro intentaron asegurarse de que Grecia se mantuviera encaminada en el cumplimiento de sus obligaciones para poder recibir 2.800 millones de euros a fines de octubre.

"Como Eurogrupo, adoptamos el punto y mensaje más general de que el verano (boreal) se acabó (y) que necesitamos recomenzar y recuperar el tiempo perdido", dijo el jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, tras conversaciones en Bratislava.

"Y el ministro griego, nuestro colega griego, estaba, creo, convencido de que había un interés general de mantener encarrilado esto", agregó.

El Eurogrupo, que congrega a los ministros de Finanzas de la zona euro, habían aprobado un tramo de 10.300 millones de euros para Grecia en mayo. Una fracción inicial de 7.500 millones de euros de esa suma fue transferida a Atenas y el resto estaría disponible para Grecia hasta fines de octubre, si cumple con algunas condiciones.

Atenas, con un ratio deuda/PIB de más de 175 por ciento de la producción nacional, la más alta de la zona euro, y luego de tres rescates internacionales, espera mostrar a sus prestamistas e inversores que el país se está poniendo de pie de nuevo.

Pero aún tiene trabajo por hacer, incluyendo privatizaciones, reformas al mercado de la energía y el establecimiento de una agencia independiente para los ingresos, que es parte de 15 reformas que prometió.

"Uno habría querido ver más avances (...) pero en los últimos días hemos visto una intensificación de los esfuerzos por parte de autoridades griegas", comentó el comisario para Asuntos Económicos y Tributarios de la Unión Europea, Pierre Moscovici, aunque otros ministros manifestaron preocupación de que Grecia se esté retrasando en sus obligaciones.

(Reporte adicional de Tatiana Jancarikova, Shadia Nasralla y Francesco Guarascio. Editado en español por Patricio Abusleme)

reuters_tickers

 Reuters internacional