Reuters internacional

Un bote inflable sobrecargado de refugiados sirios navega por el mar Egeo. 11 de agosto de 2015. Cientos de inmigrantes fueron rescatados el viernes del hundimiento de un barco, en una enorme operación en el sur del Mediterráneo costa afuera de la isla de Creta, dijo la guardia costera griega, pero también se recuperaron cuatro cuerpos. REUTERS/Yannis Behrakis

(reuters_tickers)

Por Angeliki Koutantou

ATENAS (Reuters) - Cientos de inmigrantes fueron rescatados el viernes de una embarcación que naufragó frente a las costas de la isla de Creta, en el sur del Mar Mediterráneo, informó la Guardia Costera de Grecia, que también recuperó los cuerpos de nueve víctimas del incidente.

Era imposible especular sobre el número de personas desaparecidas, dijo la Guardia Costera. El canal estatal ERT reportó que la embarcación trasladaba a entre 500 y 700 personas, aunque la información no podía verificarse.

La cifra de muertes en incidentes de este tipo en el Mediterráneo ha escalado en las últimas semanas, ya que más inmigrantes están intentando realizar el cruce por mar desde el norte de África hacia Europa este año. Más de 2.000 personas han fallecido.

Las autoridades griegas dijeron que 340 personas fueron rescatadas y que recuperaron nueve cuerpos de un sector situado a unas 75 millas naúticas al sur de Creta, en un territorio que cae bajo la jurisdicción de Egipto.

No había información oficial inmediata sobre cuánta personas podrían estar desaparecidas y funcionarios de la Guardia Costera declinaron hacer especulaciones. No estaba claro todavía desde dónde zarpó la embarcación.

"A partir de algunos testimonios dispersos que hemos oído (de los rescatados), salieron de la costa africana", dijo a Reuters el portavoz de la guardia costera, Nikos Lagkadianos.

Cientos de miles de refugiados, en su mayoría sirios, cruzaron el breve pero riesgoso corredor marítimo desde Turquía en dirección a Grecia el año pasado en pequeñas embarcaciones inflables, pero la ruta fue interrumpida por el férreo control establecido en marzo por Bruselas y Ankara.

Ahora, un clima más cálido y aguas más calmas en el Mediterráneo han llevado en la últimas semanas a un fuerte incremento en el número de personas que intentan cruzar a Italia desde Libia, donde los contrabandistas operan con relativa impunidad.

(Reporte adicional de George Georgiopoulos y Lefteris Papadimas. Editado en español por Patricio Abusleme y Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional