Reuters internacional

TEGUCIGALPA, 9 mayo (Reuters) - Las autoridades sanitarias de Honduras tienen la "fuerte sospecha" de haber detectado el primer caso de microcefalia asociado al contagio con el virus de Zika durante el embarazo, dijo el lunes un funcionario del país, el más afectado por el brote en Centroamérica.

Según la Organización Mundial de la Salud, existe un fuerte consenso médico sobre que el virus de Zika puede generar en los neonatos malformaciones como microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré, un raro desorden neurológico que puede resultar en parálisis. Sin embargo, las pruebas definitivas pueden tardar meses o años.

"Tenemos una fuerte sospecha que podemos estar ante un caso de microcefalia", dijo a una radio local el viceministro de Salud, Francis Contreras, agregando que la mujer tiene cinco meses de embarazo y que no podrán confirmar el caso hasta el parto.

Honduras ha reportado unos 19.000 infectados por Zika, de los que 238 son mujeres en gestación, y 78 casos de síndrome Guillain-Barré; mientras que Panamá, con 264 infectados, confirmó la semana pasada al menos cuatro casos de recién nacidos con microcefalia asociados al virus.

En Brasil se han confirmado cerca de 1.200 casos microcefalia asociados al Zika. La microcefalia es una malformación congénita caracterizada por una cabeza de tamaño más pequeño que lo usual que puede llevar a severos problemas de desarrollo.

(Reporte de Gustavo Palencia, editado por Enrique Andrés Pretel y Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional