Reuters internacional

Por Sayed Sarwar Amani

KANDAHAR, Afganistán (Reuters) - Rebeldes talibanes ingresaron el jueves a la capital de la provincia de afgana de Uruzgan, un importante área de cultivo de amapola situado en el centro del país, y estuvieron cerca de llegar hasta las oficinas gubernamentales después de que las autoridades huyeron al aeropuerto, dijeron funcionarios.

Los insurgentes lograron avanzar hasta unos cientos de metros del complejo de la gobernación y el cuartel policial en Tarin Kot, una ciudad de unas 70.000 personas, aunque durante la tarde los funcionarios aseguraron que habían repelido los ataques.

Entre los refuerzos que arribaron al lugar figura el general Abdul Raziq, un comandante de la policía fronteriza de la región sureña de Kandahar con una temible reputación, dijo Dost Mohammed Nayab, un portavoz del gobernador de Uruzgan.

Aviones y helicópteros sobrevolaron la ciudad y entregaron apoyo aéreo a las fuerzas del Gobierno, que provocaron fuertes bajas entre los talibanes, agregó.

En la capital, Kabul, un portavoz del presidente Ashraf Ghani manifestó confianza en las fuerzas de seguridad de Tarin Kot. "Uruzgan no se convertirá en un refugio para los terroristas", afirmó Shah Hussain Murtazawi.

La provincia está emplazada en una parte del centro sur de Afganistán dominada desde hace tiempo por los talibanes y combatientes que intentan tener acceso a sus lucrativas rutas de contrabando y producción de drogas ilícitas.

La producción de opio en Uruzgan escaló un 22 por ciento el año pasado, según Naciones Unidas.

(Reporte adicional de Mohammed Stanekzai en Lashkar Gah; escrito por Josh Smith. Editado en español por Patricio Abusleme/Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional