Reuters internacional

Personas participan de una vigilia para conmemorar a las víctimas del tiroteo en masa a un club nocturno gay, en Orlando, Estados Unidos. 13 de junio de 2016. La esposa del hombre que mató a 49 personas en un club nocturno gay de Orlando podría enfrentar cargos criminales tan pronto como el miércoles luego de que un gran jurado federal fuera convocado para analizar si la mujer cometió un delito, dijo una fuente policial. REUTERS/Carlo Allegri

(reuters_tickers)

Por Letitia Stein y Julia Edwards

ORLANDO/WASHINGTON (Reuters) - Investigadores estadounidenses interrogaron a la esposa del hombre que mató a 49 personas en un club nocturno gay de Orlando, dijo el miércoles el FBI, y una fuente policial sostuvo que podría enfrentar cargos criminales.

Noor Salman conocía los planes de su esposo, Omar Mateen, para llevar a cabo lo que se convirtió en el tiroteo más letal en la historia moderna de Estados Unidos, reveló la fuente policial, que fue informada del asunto.

El agente especial del FBI Ron Hopper dijo en una rueda de prensa que la entrevista a Salman fue una de las varias que se realizaron en el marco de la investigación. "No puedo comentar el resultado", agregó.

La masacre del fin de semana generó un nuevo debate en Washington sobre la posesión de armas de fuego, ya que Mateen estaba habilitado legalmente para comprar rifles de asalto pese a que el FBI ya lo había investigado antes por posibles lazos a grupos militantes islamistas.

El senador Angus King, miembro de la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo a la cadena CNN que al parecer Salman tenía "algún conocimiento" de lo que sucedía.

"Definitivamente ella es, se puede decir, una persona de interés ahora mismo y al parecer estaría cooperando y puede ofrecernos cierta información importante", comentó King.

Salman no pudo ser contactada para que se refiriera al tema.

El fiscal Lee Bentley no quiso decir si Salman o alguna otra persona cercana a Mateen podría afrontar cargos criminales, y sostuvo que no había una fecha definida para tomar tal decisión.

Salman estaba junto a Mateen cuando el hombre buscó posibles blancos de ataques en los últimos dos meses, entre ellos el complejo turístico Disney World en abril y el centro comercial Disney Springs y el club nocturno Pulse a inicios de junio, reportaron las cadenas CNN y NBC.

Mateen, que murió abatido por la policía tres horas después de entrar armado al club Pulse, llamó al 911 durante el ataque para profesar su lealtad a varios grupos militantes islamistas.

Investigadores federales han sostenido que Mateen se habría radicalizado solo y que no hay evidencia de que recibiera ayuda o instrucciones de grupos externos como Estado Islámico.

Mateen, de 29 años, era un ciudadano estadounidense nacido en Nueva York, hijo de inmigrantes afganos y residente de Florida.

Registros publicados por las autoridades mostraron que Mateen, que trabajaba como guardia de seguridad, aprobó una evaluación psicológica en 2007 para obtener un permiso especial para usar armas. En el certificado, un psicólogo sostuvo que era una persona "mental y emocionalmente estable".

(Reporte adicional de Eric Beech en Washington, Barbara Liston, Bernie Woodall y Yara Bayoumy en Orlando, Brendan O'Brien en Milwaukee, Zachary Fagenson en Port St. Lucie, y Alexandria Sage en Rodeo, escrito por Alistair Bell y Fiona Ortiz; editado en español por Javier Leira)

reuters_tickers

 Reuters internacional