Reuters internacional

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el lanzamiento de una comisión en Caracas, abr 12, 2016. El máximo órgano judicial de Venezuela bloqueó el lunes la posibilidad de acortar el mandato del presidente Nicolás Maduro a través de un cambio a la Constitución promovido por la oposición. REUTERS/Marco Bello

(reuters_tickers)

CARACAS (Reuters) - El máximo órgano judicial de Venezuela bloqueó el lunes la posibilidad de acortar el mandato del presidente Nicolás Maduro a través de un cambio a la Constitución promovido por la oposición.

La sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) consideró que si bien la enmienda es un mecanismo "viable" para modificar el período constitucional, su aplicación no podrá ser "retroactiva en el tiempo o ser de aplicación inmediata".

"Admitir tal supuesto constituiría un quebrantamiento incuestionable al ejercicio de la soberanía (...) ya que se estaría desconociendo la voluntad del pueblo", dijo el Tribunal en un comunicado.

La oposición está usando todas las vías legales a su alcance para provocar la salida del Maduro, lo que el presidente califica como un intento de golpe de Estado.

La Asamblea Nacional inició la semana pasada la discusión de un proyecto de enmienda para llevar a cuatro años el período presidencial, desde los seis actuales, así como para restringir la reelección indefinida de cargos de elección popular.

El parlamento también aprobó la semana pasada la Ley Orgánica de Referendos, buscando acelerar el proceso de consulta popular para revocar al presidente, en medio de una crisis por la escasez de productos, una elevada inflación y una aguda recesión.

No obstante, el camino está minado de escollos que pueden dilatar el proceso e, incluso, frenarlos: desde que la oposición retomó el control del parlamento a fines del año pasado, el TSJ ha fallado a favor del Gobierno cuando este se ha enfrentado al legislativo.

Voceros de la oposición dijeron el lunes que no desistirán de la opción del revocatorio, pero alegan que el Consejo Nacional Electoral (CNE), árbitro encargado de reglamentar la consulta, está demorando el proceso adrede, lo que ha avivado las tensiones en el polarizado país.

La Constitución venezolana permite la revocación de todos los cargos de elección popular transcurrida la mitad del mandato, que en el caso de Maduro se cumplió en enero del 2016.

La oposición convocó a sus seguidores a marchar el miércoles hasta el CNE para exigir que se dé inicio a la primera recolección de firmas que podría llevar a la consulta.

"En Venezuela están dadas las condiciones para un estallido social", dijo el lunes el líder opositor Henrique Capriles a periodistas. "Creemos que (el revocatorio) es la única vía para resolver la crisis social que tenemos".

(Reporte de Eyanir Chinea y Corina Pons; Editado por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional